29 noviembre 2007 Híbridos, Industria, Tecnología

Pekín (1)

Ideado para que esté disponible para las Olimpiadas de Pekín de agosto, el nuevo vehículo forma parte del plan de China para limpiar su imagen. A principios de año Pekín dio los primeros pasos de su política anti-contaminante, prohibiendo a la mitad de la población conducir sus coches por la ciudad. De todos modos, el híbrido llegará tarde y en poco número, pero por lo menos demuestra su esfuerzo.

Estará propulsado por un motor Ecotec de cuatro cilindros, producido allí mismo. No han trascendido más datos acerca de él. Las ventas esperadas se esperan que lleguen a 14.000 unidades anuales para el 2013.

El alto coste de la tecnología sumado con el bajo coste de los coches tradicionales en China implica que la demanda de híbridos sea baja. El Prius de Toyota sólo vendió 2 000 unidades en China en 2006. No es que los chinos no conduzcan, ya que hay 3 millones de coches censados sólo en Pekín, sino que los beneficios no compensan los gastos.

Bajo estas líneas dos fotografías de como afecta la contaminación a la visibilidad, entre otras cosas, en Pekín.

Pekín (2)

Pekín (3)

Ahora, se muestra la polución de Pekín vista desde el espacio. Sí, es la mancha gris. Impresionante.

Pekín (4)

Vía | Motor Authority


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *