5 enero 2012 Curiosidades, Superdeportivos

Finalmente George W. Bush ha sucumbido ante los encantos de un fantástico Lamborghini Aventador, o quizás haya decidido, como buen tejano, que es mejor domesticar toros italianos que los enormes toros americanos que tanto gustan por aquellas zonas. No olvidemos que pueden llegar a ser igual de peligrosos según las manos que se les echen encima

No olvidemos que como Lamborghini Aventador todos conocemos a un superdeportivo italiano de 4.78 metros de largo y 2.26 de ancho equipado con un enorme V12 de 6.5 litros destinado a mover un vehículo de 1.575 kg gracias a una potencia de 700 caballos a 8.250 rpm y 690 Nm a 5.500 rpm

Lamentablemente, según el último comunicado ofrecido por la oficina del ex-presidente al parecer sí que está enamorado del superdeportivo italiano pero no se ha comprado ninguno aunque si que estaría encantado de volver a probar una unidad.

Bajo mi punto de vista un dato de lo más curioso, quizás para contentar a las masas sobre todo teniendo en cuenta que su sueldo proviene de las arcas públicas. Tengo que decirte que este rumor saltó a través del propietario de una empresa de alquiler de vehículos de lujo situada en Miami que aseguró en su momento que Bush había comprado un ejemplar.

*Nota: la foso es un chop en toda regla

Vía | gtspirit


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 5 enero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *