16 enero 2012 Industria

La venta de Proton ya era algo anunciado y sabido, habida cuenta de que el gobierno de Malasia ya hacía todo lo posible para desligarse del grupo automovilístico del país. Y no es que no tenga casi la misma importancia que la venta de Saab (por poner un ejemplo fresco), pero este caso involucra a otra marca de abolengo como Lotus.

En concreto, el gobierno malayo ha vendido su participación mayoritaria en Proton, que ascendía a poco más del 30% de sus acciones, a una armadora de vehículos establecida en el país, llamada DRB-Hicom. La venta ha sido poco menos que paupérrima y a precio de descuento para lo que se estila en este ambiente, ya que se ha pactado por 324 millones de euros.

Queda por verse qué pasará con Lotus y de qué manera la marca de Hethel se verá beneficiada o perjudicada. Hace unos días Danny Bahar ha dicho que ellos harían lo que los nuevos propietarios decidieran, pues lisa y llanamente no les queda otro remedio. Pero de momento, es muy temprano para decir si DRB-Hicom se va a deshacer de Lotus o no.

Vía | Inautonews


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 16 enero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *