24 agosto 2014 Tecnología

Google-Car

Hace algunas semanas Google nos dejaba ver sus prototipos de coche autónomo y una de las cosas que más llamaba la atención era la ausencia tanto de volante como de pedales. Esta innovación tendrá que esperar un poco porque Google se ha topado con las nuevas leyes que entran en vigor en California relativas a este tipo de coches y que le van a obligar a introducir modificaciones en sus prototipos.

Según esta normativa que entra en vigor a mediados de septiembre todos los vehículos autónomos que están en fase de pruebas deberán permitir que un conductor humano tome el control del vehículo de forma inmediata en caso de que ocurra algún problema. Por ello Google tendrá que añadir volante y pedales a sus prototipos aunque desde la compañía han indicado que esto no será ningún problema.

Los responsables de dictar las normas de tráfico se han tenido que poner a trabajar para regular la circulación de coches autónomos, una situación nueva e inesperada hace no demasiado tiempo. Entre los nuevos requisitos necesarios para probar estos coches destacan la exigencia de un seguro de 5 millones de dólares para hacer frente a posibles accidentes o la obligación de que en las pruebas se pongan al volante conductores experimentados que no hayan tenido problemas al volante ni se hayan visto implicados en accidentes con algún herido.

Por el momento Google está trabajando en 100 prototipos de coche autónomo con los que seguir sus pruebas y la adaptación a estas reglas solo supondrá un pequeño cambio ya que parecen requisitos pequeños para un proyecto tan ambicioso como este.

Vía | The Guardian


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 24 agosto 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *