23 febrero 2012 Circuitos, Fórmula 1

Vaya golpe el que han recibido los organizadores del GP de Australia al perder en las últimas horas el patrocinio de DHL, que había tomado el lugar protagónico de la línea aérea Qantas desde este año. Sin ningún tipo de explicación, DHL abandona el barco a menos de un mes de la carrera.

Lo cierto es que DHL se había internado en un tira y afloja con Bernie Ecclestone y la organización de la carrera que ya lleva meses. La crisis está haciendo mella en todos los ámbitos y ni Australia, ni la Fórmula 1, ni una compañía tan poderosa como DHL son la excepción. De momento, Qantas permanece como uno de los patrocinadores de la carrera, aunque no será el principal, ya que ha bajado considerablemente su inversión en materia de publicidad y patrocinio del GP de Australia.

Los organizadores han comunicado que ya tienen en la mira a un nuevo patrocinador, con el que ya han cerrado contrato y que solamente estarán ultimando los últimos detalles. No se ha mencionado qué compañía será la encargada de anteponer su nombre al GP de Australia, pero al menos es una garantía de que la carrera se celebrará.

Parece que el ritmo de venta de las entradas es el previsto o aún mejor y que toda la mercadotecnia en torno a la carrera les está funcionando bien. El único y gran inconveniente, es que esta es una de las carreras que Ecclestone ya no quiere en el calendario, sumado a las quejas reiteradas de los contribuyentes de la ciudad de Melbourne, que son los que realmente pagan la carrera.

Vía | Total F1


También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 23 febrero 2012
  2. Ecclestone pretende que el GP de Australia en el futuro se celebre de noche 29 febrero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *