9 septiembre 2017 Industria

psa-compra-proton-hm-1

El escándalo del diéselgate está todavía coleando y hay otras marcas que han sido señaladas como responsables de realizar cambios en el software de medición de gases contaminantes para mejorar su presencia en el mercado. El Grupo PSA ha sido acusado de hacerlo también, a tenor de las informaciones publicadas en los medios de comunicación galos. Al parecer, la Dirección General de la Represión del Fraude (DGCCRF) está investigando la posibilidad de que la compañía haya vendido varios modelos con motores diésel con un sistema de medición de NOx fraudulento.

Según la información publicada, el grupo PSA vendió alrededor de 1,94 millones de vehículos de las marcas Citroën y Peugeot de la generación Euro 5, es decir, entre los años 2009 y 2015. Las acusaciones señalan que gracias a esta estrategia fraudulenta el grupo podría haber obtenido un volumen de negocio de 33.860 millones de euros. De confirmarse esto, a la compañía gala le podría caer una sanción de 5.000 millones de euros, una cifra que representa el 10% de la facturación de la compañía durante los años 2013, 2014 y 2015.

Citroen_C4_Aircross

Por su parte, el Grupo PSA ha emitido un comunicado en el que desmiente cualquier tipo de manipulación fraudulenta en los motores diesel de la marca. Al parecer, los responsables de PSA aseguran que nunca han tenido acceso al informe del DGCCRF, por lo que no ha podido presentar ninguna argumentació en contra a estas acusaciones.

También asegura que no existen motivos para creer que exista un movimiento fraudulento en sus estrategias y que su estrategia siempre se ha basado en el uso de una tecnología centrada en la reducción de las emisiones y mejorar la eficiencia de sus motores. La compañía está preocupada por el efecto que esta información puede causar en el prestigio de la empresa y sobre los 201.000 empleados de la misma en todo el mundo.

En el comunicado, ha querido recordar que nunca han utilizado, en ninguno de los mercados en los que opera, ningún sistema de camuflaje que enmascare el consumo real de emisiones de los coches que vende. Además, asegura que es la única empresa que ha diseñado un sistema de transparencia para hacer públicas las emisiones de CO2 y que se ampliará a las de NOx antes de que termine el año 2017. Esta información está disponible en las páginas web de las distintas marcas del grupo.

¿Cómo acabará este tema, que parece estar en el punto de mira de las autoridades?


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *