2 diciembre 2011 Eléctrico, Híbridos, Industria

Para que podamos entender por qué las marcas automotrices han comenzado a acariciar la idea de cerrar fábricas en Europa y trasladarlas a China o India, hay dos razones principales: el costo de mano de obra más barato en esos países y la baja demanda que se está viviendo en estos momentos en Europa.

Es un proceso lógico: hay que ir adonde se vende y adonde se produce más barato. Los primeros pasos en firme del Grupo PSA para ir a China ya han sido dados hace unos meses con un proyecto de joint-venture con Changan Automobile y otras subsidiarias chinas. La idea es construir en dicho país la mayor parte de su línea de coches eléctricos e híbridos, además de algunos modelos específicos para China. En las últimas horas, el jefe ejecutivo del Grupo PSA, Philippe Varin, ha encendido la luz verde durante un evento celebrado en Shenzhen, China.

Junto con los planes conjuntos de producción, también habrá una marca china dedicada a productos Peugeot que presentará su primer modelo en el año 2014. En total, la producción con Changan Automobile va a abarcar unos 200.000 vehículos anuales, entre híbridos, eléctricos y convencionales.

En cuanto a los vehículos eléctricos, el gobierno chino calcula que habrá un millón de vehículos para el 2015 en circulación solamente en China. Cifras más realistas y tal vez más acertadas que los números verdaderamente optimistas que se barajaban en Europa hace unos tres o cuatro años.

Vía | Bloomberg


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 2 diciembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *