29 agosto 2013 Industria

apollo

A casi un año de que Gumpert declarara la bancarrota, hoy se ha confirmado que no será posible la recuperación de la marca. Aunque se habían prometido inversiones de cierto inversor externo a la compañía, lo cierto es que en el último momento este inversor ha dado marcha atrás, dejando a Gumpert librado a su suerte.

En el mes de marzo, la marca incluso logró abrir un stand en el Salón de Ginebra. En aquellos días, se hablaba de que las inversiones que salvarían a Gumpert, también permitirían la presentación de más modelos derivados del Apollo S.

Sin embargo, al no llegar el dinero prometido, la situación ha empeorado con el comienzo del verano. Roland Gumpert quería establecer una nueva empresa desde cero con sus nuevos inversores, comprando lo que quedaba de Gumpert pero el plan fracasó. A falta de no haber vendido ni un solo coche durante el año, el mes pasado se tuvo que despedir a los 19 empleados que aún abrigaban alguna esperanza de que la marca seguiría en pie.

Con una deuda acumulada de 1,7 millones de euros, la fábrica desde donde salieron estos espectaculares deportivos ha cerrado y su inventario será subastado al mejor postor. No creo que Gumpert llegue a ser una marca de leyenda, pero ha sido una más que ha caído gracias a la crisis europea.

Vía | Autoblog Holanda


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 29 agosto 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *