21 diciembre 2011 Curiosidades, Superdeportivos, Vídeos

Sin lugar a dudas uno de los días más complicados en la vida de una persona, empezar el día con la incalculable emoción haber ganado un precioso Lamborghini Murciélago para, tras enseñárselo a tus familiares y amigos acabar destrozándolo y caer en la más oscura de las derrotas a terminar la tarde.

Concretamente estoy hablando del norteamericano David Dopp que consiguió ganar nada menos que un precioso Lamborghini Murciélago LP640 Roadster, un ilusionado padre de seis hijos que tras recibir su vehículo un sábado por la tarde tuvo que despedirse del mismo seis horas después cuando perdió el control y calló por un terraplén de 75 metros.

Afortunadamente ni el propietario del superdeportivo italiano ni su amigo, que al parecer en ese momento lo acompañaba, resultaron heridos de gravedad, todo lo contrario que el modelo que acababa prácticamente de estrenar. Según las autoridades todo pudo deberse por problemas con la velocidad aunque, como es lógico, Dopp lo niega rotundamente

Vía | autoblog


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 21 diciembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *