10 diciembre 2011 Berlinas, Industria

Aunque comparándolo con otros intentos de modelos de alta gama de firmas poco conocidas en Europa no le va tan mal, al Infiniti M todavía le quedan algunos flecos que perfilar si quiere triunfar de verdad en nuestro continente. Afortunadamente para la división de lujo de Nissan, hace tiempo que tiene una compañera tecnológica muy generosa.

Gracias a la colaboración entre la alianza Renault-Nissan y el grupo Daimler, el M podrá aspirar a un mayor volumen de ventas tomando prestadas mecánicas de Mercedes-Benz, según comentan en la revista holandesa Autoweek. Serán dos bloques conocidos por varios modelos de la marca alemana y que se introducirán en el Infiniti el año que viene.

El primero es el gasolina de 1.8 litros que genera 204 caballos de potencia y que montan los C250 CGI BlueEFFICIENCY y el E250 análogo. El segundo es el 2.1 Diesel de 170 CV denominado “220 CDI” en Mercedes-Benz. No hay detalles sobre las transmisiones a las que unirá Infiniti estos motores en el M.

De esta forma, los bloques de la berlina pasarán de ser tres a cinco. La próxima vez que se vea este tipo de transacción será cuando llegue el nuevo G en 2013, algunos de cuyos motores también los proporcionará la firma de Stuttgart. Para saber más información sobre los del M habrá que esperar seguramente al siguiente Salón de Ginebra.

Todo un giro de tendencias en la historia de Infiniti, que comenzó con enormes bloques destinados al mercado norteamericano y ha acabado víctima del ‘downsizing’ como otras tantas. Eso sí, lo ha hecho de forma elegante adoptando corazones alemanes de eficacia demostrada.

Vía | Autoweek


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *