4 noviembre 2012 Industria

Por muy distintas que sean las trayectorias que han seguido ambas firmas británicas, la crisis de la industria automovilística manda. Y la norma ahora es reducir costes como sea. Antes de tener que llegar a medidas críticas como les ocurre a Ford o PSA, la idea que barajan los ejecutivos de Jaguar y Land Rover es tenderse mutuamente la mano en cuanto a tecnología.

La idea es acabar con el plan actual, en el que la marca felina emplea tres plataformas distintas y la de los todoterreno cuatro. Dicha cantidad sale demasiado cara para el grupo propiedad de Tata. Así que van a trabajar en un recorte hasta dos o tres arquitecturas entre ambos fabricantes. Según los estudios de Jaguar-Land Rover, el éxito de la reforma reduciría entre el 70 y el 80 por ciento el coste de desarrollo de cada plataforma.

No sería la única tecnología que comparten las dos firmas. Asientos, cajas de cambios y sistemas de información y entretenimiento ya se fabrican conjuntamente desde hace años. Son de los componentes más caros de producir, por lo que sumados a las plataformas el ahorro será importante.

Por ahora, al ser un plan que todavía no tiene la luz verde, no se han confirmado los modelos que se basarían en las mismas arquitecturas. Eso sí, al director global de Jaguar, Adrian Hallmark, no le falta ambición. Su inspiración es la milagrosa “gallina de huevos de oro” de VAG, la plataforma MQB. No obstante, sabe que incluso Volkswagen necesita siete años para sacarle partido. Y Jaguar-Land Rover no verán beneficios más rápido. Habrá que esperar a ver si les funciona.

Vía | Autocar


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 4 noviembre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *