12 abril 2017 Gama / versiones, Salón de Nueva York, Todoterrenos / SUV

2018-jeep-grand-cherokee-trackhawk-3

Parece que los SUV son algo más que una moda pasajera. Máxime cuando hablamos de uno de los todoterreno más populares del mundo, el Jeep Grand Cherokee.

La firma americana presenta ahora una nueva versión que hará las delicias de los usuarios más exigentes, bautizada Trackhawk.

La actual generación del Jeep Grand Cherokee se puede considerar ya veterana. Sin embargo, el carácter robusto y la buena calidad de realización han conseguido que el paso del tiempo no haga demasiada mella en el diseño del Grand Cherokee, que sigue disfrutando de un buen nivel de aceptación entre el público.

2018-jeep-grand-cherokee-trackhawk-7

Ahora llega al mercado una arriesgada apuesta que coloca al Grand Cherokee como el SUV de serie más potente del mundo. La variante Trackhawk llega dispuesta a hacernos olvidar a modelos como el BMW X5 M, el Porsche Cayenne Turbo S o el Audi SQ7, todos ellos con potencias que en el peor de los casos rondan los 430 CV y en el mejor superan los 550 CV.

El Grand Cherokee Trackhawk se desmarca instalando bajo su capó el mismo propulsor 6.2 V8 que montan modelos como el Dodge Charger SRT Hellcat o el Challenger SRT Hellcat. Sí, hablamos del mismo bloque V8 sobrealimentado mediante un compresor, con una potencia superior a los 700 CV, concretamente 717 CV.

717 CV y 850 NM, unas cifras que colocan al Grand Cherokee Trackhawk un claro escalón por encima del resto de alternativas que actualmente se comercializan, y que le permiten acelerar de 0 a 100 km/h en 3.7 segundos, alcanzando una velocidad punta de 290 km/h. Esta versión sólo está disponible en combinación con un caja de cambios automática de 8 relaciones asociada a un sistema de tracción total permanente.
2018-jeep-grand-cherokee-trackhawk-5

Por supuesto, y como buen “americano poderoso”, en el Trackhawk no nos llevamos a engaño en ningún momento. Desde el primer vistazo somos conscientes de que esta variante no es un acabado más, gracias a un completo pack estético que incluye elementos como paragolpes deportivos, llantas de aleación específicas o un sistema de escape bien visible.

En el interior los cambios respecto a un Grand Cherokee normal son menos evidentes, pero no podemos dejar pasar la tapicería de serie en color rubí, las molduras decorativas de fibra de carbono o la instrumentación específica acompañada de un completo sistema multimedia con un complejo sistema de telemetría.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *