17 junio 2012 Berlinas, Tuning

El preparador Kelleners Sport ha presentado su nueva creación, el KS5-S, una superberlina basada en el actual BMW M5 (F10), pensada para llevar un paso más la filosofia que ha acompañado desde siempre a esta clase de vehículos, un coche para la familia entre semana y un superdeportivo grande y cómodo con el que pasar grandes tardes en carreteras de montaña o circuito.

Si ya de por sí el M5 recién sacado de fabrica impresiona nada más verlo, esta preparación lo consigue a lo grande. El modelo cuenta con un kit aerodinámico con faldones laterales revisados, un difusor trasero y un spoiler fabricado en fibra de carbono. También se han incluido unas carcasas en los espejos retrovisores y un juego llantas de aleación pintadas en negro.

El interior, aunque cuenta con algunos elementos racing, ha sido pensado para llevar con el mayor lujo y confort a sus ocupantes. El habitáculo se ha equipado con un volante deportivo con levas y algunos toques en fibra de carbono, la tapiceria de piel acolchada lleva grabado en los reposacabezas el nombre del preparador. Por supuesto el salpicadero está tapizado en piel, el techo en alcántara y los pedales son de metal.

Las verdaderas modificaciones se encuentran bajo el capó y es que el corazón de esta super-berlina ha sido mejorado para producir la friolera de 660 cv de potencia, es decir, un aumento de 100 cv respecto al original. Sigue manteniendo la misma caja de cambios automática de doble embrague y siete relaciones.

La velocidad máxima de este vehículo supera los 330Km/h y su aceleración de 0 a 100Km/h es menor a 4.5 segundos.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 17 junio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *