9 junio 2012 Deportivos, Industria

Momento de hablar del X-Bow de KTM, modelo que en su momento nos gustó a todos pero que KTM solo ha podido cristalizar con pocas ventas comparado con Caterham o Donkervoort; si el público se la piensa dos veces en comprar un turismo, imagínate este biplaza que tal vez no sea muy agraciado pero que tiene un objetivo muy claro en mente: correr. Tal vez no sea el tiempo del X-Bow, pero KTM nos tiene reservadas novedades para el 2013.

Una de las novedades es que para el próximo año tendremos un nuevo modelo en venta de parte de KTM, aunque este nuevo X-Bow será más civilizado que los anteriores y más personalizable; tendría un parabrisas y un techo desmontable, además de que será dotado para la ocasión y por primera vez, con puertas.

KTM también tiene previsto invertir en los deportes de motor. El fabricante austriaco ha puesto sus ojos en la resistencia, más precisamente en la clase LMP2. La participación en carreras podría dar un golpe de aire fresco a la marca, si puede imponer su prototipo con motorización Audi de dos litros y cinco cilindros, el mismo motor que lleva su X-Bow TT-RS.

Por otro lado, parece que está en los planes la realización de una gama de vehículos que no guardaría relación alguna con lo que ha hecho KTM en años recientes. Las novedades serían anunciadas para el 2013, el cual será un año lleno de noticias de parte de esta marca austriaca.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *