28 enero 2008 Opinión

MecanicoNo suelo escribir mucho por aquí, pero estoy al pie del cañón para cualquier cosa y siempre que se puede, intento comentar algún tema curioso o anécdota que me resulta interesante. De esto último os voy a hablar hoy, de una putada anécdota que me ha sucedido hoy cuando he ido a recoger el coche al taller tras 3 semanas.

Os pongo en situación. En Lérida un animal de tamaño medio se cruza en mi camino y es atropellado, con el consiguiente estropicio en el paragolpes delantero, ventilador y radiador. La solución: llamar a una grúa para que se lleve el coche al taller en Madrid y yo continuar mi viaje de vacaciones con otro coche. Cuando llega a Madrid por medio de la compañía Mapfre, gracias a sus profesionales, se entrega en el taller perfectamente con el lógico golpe pero sin nada adicional.

Dos semanas han sido necesarias para que en el taller consiguieran una dichosa pieza de sujeción del ventilador, ya que el resto de piezas en teoría más problemáticas estaban montadas a los dos días. Después, todo un fin de semana en la calle porque no habían avisado al perito para cerrar el parte y poder entregar el vehículo.

Por fin, 3 semanas después del accidente, puedo sentarme en el asiento del conductor y disponerme a disfrutar de mi coche recién arreglado y lavado. Y es ahora cuando viene la sorpresa. Enciendo el contacto, espero que se caliente la resistencia (es diésel) y cuando me dispongo a arrancar el coche, no arranca. “Trata de arrancarlo Javi“, pude pensar en mi momento de rabia e ira hacia los profesionales del concesionario Automociones Blanco Noroeste (ABN). No me han sabido dar una explicación al porqué la batería, de no más de 3 años, se había descargado y una solución muy poco profesional de intentar de arrancarlo en el momento con otro coche. Esa no es la solución, ya que el problema perdura, se soluciona momentáneamente, pero mañana, cuando me vaya a trabajar, ¿si me pasa…?

Se han quedado con el coche y mañana me aseguran que la tendré cargada -estará toda la noche- pero hay cosas que me paro a pensar y no tengo explicación: ¿qué sensación se lleva el cliente cuando va a recoger un coche al taller, que se supone que sale mejor de lo que llega, y ni siquiera puede moverlo 2 metros? ¿Acaso no se preocupan en probar el coche antes de entregarlo? Cuando yo entrego una aplicación, la he probado una y mil veces y he comprobado que todo funciona. Cuando se entrega un reloj reparado, o cualquier otra cosa que se os venga a la cabeza, si ha pasado por un taller, qué menos que hacerle una prueba básica. Ya no digo que funcione el mechero o el tornillo de la rueda de repuesto esté perfectamente colocadofer…


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

5 comentarios
  • Pasa en todos los países… x acá es igual.

    Buen post… Nos vemos.

  • Eso pasa cuando hace tiempo que no se utiliza un coche (en unos mas que otros), es algo normal xDDD. La verdad es que los seguros marean bastante el asunto, supuestamente para el taller el coche se terminó hace tiempo… un despiste leve y falta de formas del encargado que debio comprovar tot el coche y los niveles antes de dartelo.., e oido de cosas peores xDDDD..

  • chuki

    jajaj yo he pasado lo mismo! pero de verguenza.. con mi moto.. tardarón 5 meses de las supuestas dos semanas: piezas equivocadas, una vez llegadas las piezas diferente color, voy a buscarl me quedo tirado, e vuelta al taller, una verguenza!

    pero bueno!! no estamos solos en esto!

  • GV

    Si han reparado el sistema de refrigeración del motor, lo lógico es arrancar el motor y tenerlo un rato en marcha, así se comprueba si el circuito no tiene aire, ni pierde agua o si no salta el electro ventilador, mañana puede que arranque a la primera, pero a lo mejor se calienta, la bateria tiene 3 años? pues date con un canto en la boca, ya no son como antes.

  • Para una vez que escribes, todo dios comenta… ¡Qué envidia Javi!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *