25 julio 2010 Industria

kalina.jpg

La marca rusa lleva bastantes meses planificando una nueva etapa en su historia que cambie su imagen y su gama de productos. La compra de la cuarta parte de las acciones por parte de Renault le ha valido muchos enteros para conseguir ese objetivo pero esta semana ha encontrado nuevas entidades que le han proporcionado más dinero para su reestructuración.

En total han sido 1.300 millones de dólares (unos mil millones de euros), de los que 400 millones son de la corporación propiedad del Estado ruso Rostekhnnologii (con lo que las acciones de Lada propiedad de Rusia pasan de ser el 29 por ciento al 36’5), unos 300 millones del banco de inversiones nacional Troika Dialog y 307 millones de dólares (aproximadamente 238 millones de euros) provienen de Renault.

La colaboración entre el fabricante francés y el ruso partirá del desarrollo conjunto de la plataforma del próximo Dacia Logan, que podría llegar con otro nombre al mercado ruso. Pero también se está trabajando en un modelo de bajo coste basado en el Lada Kalina y que será lanzado este año. Más tarde, en 2012, el Kalina verá su segunda generación, de la que se fabricarán 300.000 unidades anuales.

No obstante, el objetivo a largo plazo de Lada es aumentar su capacidad productiva de los 700.000 vehículos al año actuales a 900.000, estimados para 2015. Gracias a estas recientes inversiones y a la ayuda de Renault, ya que ella se encargará de fabricar 300.000 coches de toda esa producción mencionada antes, parece que las metas de la marca rusa son mucho más asumibles que antes.

Vía | Autoweek


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *