19 agosto 2010 Compactos, Fotos, Pruebas

lancia_delta

Seguimos con el Lancia Delta, equipado con el motor 1.9 Multijet Twin Turbo de 190 CV y el acabado más alto de gama Executive. De este potente motor ya os hemos hablado en la primera parte, sobretodo hay que destacar la respuesta de este propulsor a casi cualquier régimen. Pero ahora en la segunda parte nos toca meternos con el diseño del Delta.

Lo comentaba al principio de la prueba, el nuevo Delta lleva en el mercado desde 2008 y poco tiene que ver con el mítico modelo de rallyes, el actual Delta es todo un derroche de diseño italiano, con uno de esos diseños que no dejan indiferentes. Te puede gustar más o menos, pero personalidad tiene y mucha. Pero además nos sorprenderá el interior donde destaca la amplitud y la sensación de espacio mezclado con unos materiales interiores de calidad.

Diseño exterior

lancia_delta

El Delta es un vehículo complicado de situar dentro de un segmento, puesto que es más grande que la mayoría de los compactos, no llega al nivel de espacio de un monovolúmen ni es una berlina al uso tampoco. Sus medidas dejan claras las intenciones, puesto que sus 4.5 metros lo sitúan cerca de un BMW Serie 3 y eso se traduce en espacio para el interior.

Del exterior lo primero que llama la atención es su frontal, agresivo con una gran parrilla central y con los grupos ópticos que cuentan con las luces de dia tipo LED que completan el frontal del Delta. Si lo vemos lateralmente vemos un diseño fluido y ascendente, de echo en las plazas traseras se viaja más alto que en las delanteras.

lanciadelta

Y en la zaga aparecen los faros heredados del Thesis con luces LED y de nuevo todo un aporte de diseño y elegancia, combinado con la pintura bi-tono que bordea el cristal del maletero y la carrocería.

El Delta se puede pedir con un sólo color uniforme, o jugar con los tonos bi-color que le vuelven a aportar un toque diferente al resto de vehículos del segmento. Por último nuestro Delta equipaba unas llantas de aleación de 17 pulgadas.

Diseño interior y habitabilidad

delta_interior

En el momento que pasamos al interior nos encontramos con una tapiceria de cuero bi-tono que mezcla el color claro con todos más oscuros y el salpicadero forrado también de cuero, todo ello con un diseño elegante y que denota calidad. Contamos con unas plazas delanteras cómodas, así como la postura de conducción, que nos permite una buena visibilidad delantera.

La única pega que se le puede poner a los asientos delanteros, es la poca sujeción lateral que ofrecen y que se nota en el paso por curvas. Además contamos con una sensación de espacio más propia de un monovolumen que de un vehículo compacto.

Las plazas traseras están ligeramente más elevadas que las delanteras situándonos de forma idéntica a un SUV o movonolumen (en cuanto a altura) y son cómodas para dos ocupantes que viajaran con mucho espacio. Lo más destacable es el espacio para las piernas, mucho mayor que en los compactos tradicionales y a la altura de una berlina, eso sí, la altura para la cabeza en las plazas traseras está algo más reñida. En el caso de tres ocupantes, irán algo más justos y la plaza central no es muy cómoda para un adulto.

delta

El manejo del equipamiento es bastante sencillo, a excepción del navegador del que ya hablaremos en la tercera parte de la prueba y todo un viejo conocido equipado también en los Peugeot 407/607. En el volante contamos con los mandos de audio y teléfono, y en el cuadro de instrumentación tenemos una pantalla con toda la información del ordenador de abordo como el consumo medio, instantáneo, velocidad media, etc.

La disposición del sistema de navegación y del climatizador se realiza en un salpicadero dividido, donde la calidad de los materiales está a la altura de muchas berlinas premium (o incluso la supera en algunos casos) y cuenta con unos ajustes correctos. También cuenta con bastantes huecos, sobretodo en una guantera bajo el reposabrazos donde podemos meter una botella de 50 cl y que es refrigerada, así como las bolsas en las puertas y una amplia guantera.

delta

Maletero

Por último tenemos el maletero, con formas regulares y una capacidad de 380 litros, que se puede ver modificada puesto que los respaldos de los asientos traseros se pueden desplazar ganando más espacio para el maletero. En definitiva, estamos ante un coche con un diseño con personalidad y un interior sorprendente por amplitud y con buenos ajustes y acabados a la altura de una berlina premium.

En la tercera parte de la prueba nos centraremos en el equipamiento de esta versión Executive y en los precios, así como nuestra valoración general de este Lancia Delta.

delta

Fotos | Diego G. Moreira | Gracias a Borja por la colaboración en la prueba


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 19 agosto 2010
  2. Lancia Delta 1.9 MultiJet Twin Turbo 190 CV, prueba (Parte III) 21 agosto 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *