26 noviembre 2015 Pruebas, Todoterrenos / SUV

_DSC0034

Land Rover ha anunciado la incorporación de los nuevos motores diesel de 2.0 litros Ingenium a la gama del Discovery Sport, pero las primeras unidades del sustituto del Freelander llegaron a la red comercial con el conocido propulsor 2.2 TD4 de 150 y 190 CV, este último fue el propulsor que probamos en el nuevo Land Rover Discovery Sport, y seguro que aún quedan algunas unidades con el motor en la red comercial.

Lo primero que sorprende del nuevo Discovery Sport es el aumento del espacio interior y la calidad, una calidad más propia de un Range Rover y donde todos los acabados están a la altura de las expectativas (y dicho sea de paso, del precio). Este SUV dispone de espacio hasta siete ocupantes y de unas cualidades off-road similares a las del Range Rover Evoque.

Diseño exterior, siguiendo la estela del Evoque

CIMG0837

Frontalmente el Discovery Sport toma los grandes rasgos del diseño del Range Rover Evoque y los adapta a un coche algo más grande con sus 4,58 metros de largo y hasta siete plazas interiores. Los faros delanteros cuentan con tecnología LED para las luces diurnas y para los antinieblas, mientras que la iluminación principal es bixenon. En la vista lateral destaca la combinación de colores entre los diferentes pilares del coche, es más largo que un Evoque y en nuestra unidad se usa un doble tono para el techo y carrocería, siendo muy vistoso.

El pilar A y B son de color negro como el techo y los retrovisores, mientras que el pilar C es de color carrocería y bastante más ancho que el resto de pilares. Esta combinación bitono también la vemos en el maletero, de nuevo en su parte superior negro y en su parte inferior en color carrocería, una trasera donde destacan los grupos ópticos que emulan los del Evoque, pero con claras diferencias en el diseño y con tecnología LED. Exteriormente el diseño es muy personal, no deja a nadie indiferente.

Interior de calidad

CIMG0860

Algo que nos ha sorprendido gratamente es el puesto de conducción y en general los acabados del interior del Land Rover Discovery Sport. Los materiales interiores, los ajustes, la calidad percibida, todo está acorde a su nivel de SUV premium, no hay un sólo material que aporte una nota discordante. El puesto de conducción está formado por materiales blandos al tacto tanto en su parte superior como inferior, diseño sencillo y consola central con los controles multimedia (táctiles) y de climatización. En la parte inferior podemos ver los controles del Terrain Response, indispensables en un Land Rover.

La instrumentación está muy completa, siendo digital la parte central y analógica el velocímetro y cuentavueltas. La postura de conducción es cómoda, alta, con buena visibilidad y con unos asientos de calidad (de cuero, microperforados y con calefacción -propios del acabado HSE-) que sujetan bien el cuerpo. En las plazas traseras lo más destacable es la versatilidad y el espacio, porque hay espacio más que suficiente para las piernas y para la cabeza, pero además podemos regular la inclinación del respaldo de los asientos o desplazarlos longitudinalmente para ganar más espacio en la tercera fila/maletero o para las piernas en la segunda fila.

CIMG0849

La tercera fila es algo más justa, con dos asientos individuales que son aptos para personas pequeñas o con agilidad tanto en el acceso como a la hora estar cómodos en las propias plazas, aunque siempre es un extra interesante. Mientras que el maletero tiene una capacidad que oscila entre los 541 litros y los 454 litros.

Motor y prestaciones: 2.2 TD4 190 CV 4×4

En el apartado de motor no nos vamos a meter demasiado puesto que como ya adelantamos en el encabezamiento de esta toma de contacto, nuestra unidad equipaba el motor 2.2 diesel que actualmente ha sido sustituido por los nuevos motores 2.0 Ingenium. Aunque el 2.2 TD4 de nuestra unidad no es un desconocido en la marca Land Rover ni en Jaguar, se trata de un propulsor de cuatro cilindros bastante prestacional con mucha fuerza (420 Nm de par motor) y que mueve con soltura al Land Rover Discovery Sport.

CIMG0820

Asociada al motor va una caja de cambios automática ZF de nueve relaciones, lo más destacable de la caja es el confort que ofrece y el régimen de funcionamiento casi perfecto para cualquier velocidad (es la ventaja de contar con nueve marchas). Dispone de levas en el volante para el control secuencial y además de un modo sport que busca una reacción más rápida del motor al elevar el régimen. En cuanto a consumos, en nuestra prueba el consumo medio rondó los 7 litros a los 100 km, a ritmo normal (en carretera podemos conseguir 6,5 litros a los 100 km).

Comportamiento

CIMG0891

Al volante del Discovery Sport poco tiene que ver con las sensaciones que nos ofrece el Discovery, mucho más orientado al uso off-road que este nuevo miembro de la familia Discovery. En carretera es un coche cómodo, aplomado y que cuenta con una buena insonorización. Tampoco le teme a circular en ciudad, y sus medidas son bastante correctas para moverse por las urbes sin demasiados problemas (con los sensores de aparcamiento y cámara, o incluso con el sistema de aparcamiento asistido, aparcar es fácil).

CIMG0811

Nos ha sorprendido la agilidad del Discovery Sport, próxima al Range Rover Evoque. En cuanto a las características off-road, dispone del sistema Terrain Response (que permite elegir entre: hierba, grava y nieve, barro con surcos o arena) y del sistema de tracción total a Active Driveline, que distribuye el par entre las dos o cuatro ruedas en función de la situación y firme. Por todo esto, no tiene una generosa altura libre del suelo, pero se desenvuelve con bastante soltura fuera del asfalto, estando además por encima de la media de su segmento.

Equipamiento y precios

Nuestro nivel de equipamiento era el más completo, pero nos ha agradado saber que desde el acabado base la dotación de seguridad está muy completa. Puesto que, el control de descenso de pendientes, el airbag de rodilla del conductor y el sistema de frenado de emergencia, vienen de serie. A mayores cabe destacar algunos elementos del equipamiento que traía nuestra unidad y que son novedad relevante en el Discovery Sport.

CIMG0883

Un sistema que cada vez vemos más en más modelos es el head up display, que proyecta la información de velocidad (o navegación) en el parabrisas, tampoco falta el asistente de aparcamiento que como novedad funciona tanto para aparcamientos en línea como en bateria. La seguridad se ve reforzada con elementos como el aviso del ángulo muerto del retrovisor o el aviso del cambio involuntario de carril, así como por el reconocimiento de señales de tráfico.

Todo el sistema multimedia se controla desde la pantalla táctil de 8 pulgadas, destacando especialmente el sistema de sonido Meridian de nuestra unidad.

CIMG0814

  • Land Rover Discovery Sport TD4 Manual S 36.350 euros
  • Land Rover Discovery Sport TD4 Manual SE 41.000 euros
  • Land Rover Discovery Sport TD4 Manual HSE 46.700 euros
  • Land Rover Discovery Sport TD4 Manual HSE Luxury 52.850 euros
  • Land Rover Discovery Sport TD4 Auto S 38.850 euros
  • Land Rover Discovery Sport TD4 Auto SE 43.500 euros
  • Land Rover Discovery Sport TD4 Auto HSE: 49.200 euros
  • Land Rover Discovery Sport TD4 Auto HSE Luxury 55.350 euros
  • Land Rover Discovery Sport SD4 Manual S 38.700 euros
  • Land Rover Discovery Sport SD4 Manual SE 43.350 euros
  • Land Rover Discovery Sport SD4 Manual HSE 49.050 euros
  • Land Rover Discovery Sport SD4 Manual HSE Luxury 55.200 euros
  • Land Rover Discovery Sport SD4 Auto S 42.800 euros
  • Land Rover Discovery Sport SD4 Auto SE: 47.650 euros
  • Land Rover Discovery Sport SD4 Auto HSE: 53.550 euros
  • Land Rover Discovery Sport SD4 Auto HSE Luxury: 59.950 euros

Fotos | Equipo de pruebas


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *