6 diciembre 2011 Historia, Vídeos

La casa Bonham ha vendido en 970.000 euros un Austin Healey 100S de 1955, el coche que provocó el accidente más grave en la historia de la competición, en las 24 Horas de Le Mans en 1955.

El coche ha cambiado de manos innumerables veces a través de los años, después de ser reparado y restaurado por Donald Healey Motor Company. La restauración original de Healey fue la única que se le ha hecho al coche, ya que está en el estado en que se encuentra desde 1969, año en que lo compró su anterior propietario.

Ese fatídico día, este mismo Austin Healey conducido por el piloto Lance Macklin, hizo de catapulta para el Mercedes-Benz 300 SLR conducido por Pierre Levegh que no pudo esquivar al coche británico, cuyo piloto había dado un volantazo a izquierda para esquivar a otro coche que estaba entrando a los pits. El resultado fue de 84 muertos y 120 heridos, incluyendo al mismo Levegh.

A través de los años hemos visto muchas veces este accidente, pero recientemente se lo ha compilado con distintas filmaciones desde diferentes ángulos(algunos vistos ahora por primera vez), que puedes ver a continuación.

Vía | Highmotor


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 6 diciembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *