23 octubre 2015 Berlinas, Deportivos, Eventos, Pruebas

DSC_0203 copia copia

Lexus lleva muchos años explotando su faceta de marca “eco-friendly” gracias a una de las gamas de vehículos híbridos más completa del mercado.

Sin embargo, la marca de lujo de Toyota también es capaz de poner en la carretera auténticas máquinas de circuito, y no hemos querido dejar pasar la oportunidad de ponernos a los mandos de su última criatura, el GS F.

Diseño exterior

El Lexus GS F muestra sus intenciones desde el primer momento. Nada se escapa a su control gracias a un aspecto realmente amenazador, deportivo y súper dinámico. Sin duda, se trata de uno de los Lexus más atractivos del momento. Al contrario que otros modelos de la marca, con este GS F no vas a pasar desapercibido.

La parte delantera muestra su carácter gracias a un paragolpes completamente nuevo que adopta ya las formas del GS MY2016, que ha sufrido un ligero restyling. Las entradas de aire son mayores que en cualquier otro GS, mientras que la parrilla central ya muestra las formas de flecha. Los faros cuentan con tecnología Tri-LED.

DSC_0231 copia copia

La vista lateral llama la atención gracias a las llantas de aleación de 19″, forjadas y pintadas en color antracita. Tras ellas se esconde un equipo de frenos firmado por Brembo con pinzas fijas de 6 pistones en el eje delantero y de 4 pistones en el eje trasero. Se trata de una medida única de llanta, no se puede escoger ni de mayor ni de menor medida.

En la parte trasera lo primero que salta a la vista es el sistema de escape, idéntico al del RC F, con las cuatro salidas ovaladas superpuestas dos a dos en los extremos. No falta tampoco el difusor central con funciones aerodinámicas. Los grupos ópticos son de nueva factura, con fondo transparente y tecnología LED.

Diseño interior

En el interior, Lexus ha apostado por una deportividad más elegante y menos bruta que en el exterior. Los asientos delanteros son los mismos que los del RC F, ofrecen un buen agarre sin resultar incómodos cuando utilizamos el coche para recorrer grandes distancias. Además, cuentan con calefacción y ajuste eléctrico.

DSC_0237 copia copia

Los detalles más claros que lo diferencian de sus hermanos de gama son el acabado en alcántara para la parte superior del salpicadero, el apoyabrazos y los tapizados de las puertas, el volante deportivo con levas integradas, la instrumentación y las molduras interiores de fibra de carbono.

DSC_0246 copia copia

La calidad de realización, por supuesto, sigue estando a la altura de lo que se espera de cualquier Lexus, con unos ajustes impecables y unos materiales de primera categoría. Por supuesto, la carga tecnológica del GS F se equipara con cualquier modelo de la competencia. Destacan la gran pantalla de 12 pulgadas comandada por el sistema Remote Touch, el equipo de sonido Mark&Levinson de 17 altavoces o el sistema de iluminación activa AHB.

Dinámica y conducción

La filosofía F de la marca japonesa se basa en tres puntos clave. El primero es el sonido, el segundo es la reacción directa del vehículo, ya sea a las órdenes de los pedales o del volante, y el tercero y último es la pureza de reacciones mecánicas de los propulsores de aspiración atmosférica.

DSC_0215 copia copia

Sin duda alguna, el GS F cumple con creces en cualquiera de los tres apartados. El cuarto modelo de la familia F monta bajo su capó el mismo motor que el RC F, un 5.0 V8 con inyección directa D4-S sin ningún tipo de sobrealimentación, que rinde 478 CV y 530 NM. Con un sistema de doble admisión, ofrece una respuesta inmediata a las órdenes del conductor siempre que superemos las 3.500 rpm. Parecería eléctrico siempre si no contásemos con el sonido, un auténtico vendaval sonoro. Este coche suena verdaderamente a lo que cualquier Petrolhead describiría como “V8 gordo”.

Está asociado a una transmisión automática de 8 velocidades mediante convertidor de par, que transmite la fuerza al eje trasero a través de un diferencial de tipo activo denominado TVD que cuenta con tres modos de funcionamiento: STANDARD para una conducción tranquila, SLALOM para la máxima deportividad y TRACK para el máximo rendimiento en circuito.

DSC_0252 copia copia

Es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4.5 segundos, alcanzando una velocidad máxima de 270 km/h. Por ponerle una pega, el conjunto es algo pesado, ronda los 1.900 kg, y pese a los esfuerzos de Lexus por reforzar la carrocería y el chasis del coche, se sigue notando algo pesado en ciertas curvas. La física es la física, y pese a la gran cantidad de grip que ofrece el eje trasero, las inercias no perdonan.

Además de la habitual galería de fotografías de elaboración propia, no hemos querido perder la oportunidad de grabar en vídeo las habilidades del Lexus GS F en el Circuito del Jarama, donde acompañados de un instructor especializado hemos podido disfrutar de las virtudes de este gigante que podrá adquirirse en los concesionarios de la marca a partir de la semana que viene.

Fotografía | Daniel Valdivielso


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *