22 noviembre 2007 Curiosidades, Vídeos

Era lo que nos faltaba, y eso que ver a camiones haciendo drifting ya tenía lo suyo, pero… ¡¿a radiocontrol?! nunca lo hubiese imaginado. Aparte de que estos nipones (en qué país sino iba a ser…) se las han sabido ingeniar muy bien para hacer de esos pequeñajos unas máquinas con un empuje trasero acoj increíble, apañárselas para tener el tacto idóneo con el gas y con la dirección en unas diminutas palanquitas a la vez que calculas a ojo la trayectoria de tu dominado es algo de fueras de serie.

Pese a que yo soy de los conservadores en esta modalidad y me guste tan sólo como “forma de entretenimiento” para pasar una buena tarde a bordo de un deportivo, al igual que Tiff Needle, existe todo un fenómeno de seguidores detrás de esta modalidad e incluso existe un campeonato para darle cabida en las pistas.

Vía | Paranoias


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *