7 febrero 2011 Curiosidades

altavelocidad

Probablemente penséis que estoy loco, o que simplemente soy un inconsciente si soy capaz de afirmar lo que podéis leer en el título, pero no lo afirmo yo, lo afirma el Instituto de Investigación Automotriz Australiano, el HighRoad Automotive Research (HRAR).

Al parecer con una conducción más rápida, el simple hecho de una percepción elevada de peligro, desencadena una reacción endocrina en el cerebro que hace despertar ciertos instintos básicos en los conductores.

Dicha reacción endocrina aumenta significativamente la capacidad de reacción de los conductores y aumenta la percepción espacial del individuo, incluso un modesto aumento de la velocidad tiene un marcado efecto en la agudeza visual y en la capacidad de respuesta.

Todo esto significa, que incrementando los límites de velocidad, en particular, en áreas urbanas podría reducir los accidentes y las víctimas mortales hasta en un 80%, por lo que está claro que los accidentes ocurren por aburrimiento y no por velocidad…..

En definitiva, el HRAR está asesorando al gobierno australiano con el fin de aumentar los límites de velocidad en 12 mph, unos 20 Km/h, y multar a aquellos conductores que conduzcan lentamente. Esto curiosamente encaja con que en Gran Bretaña han disminuido un 14% los accidentes desde que gran parte de las cámaras de seguridad han sido apagadas.

Pues yo que queréis que os diga, me suena un poco raro todo este estudio, lo que sí se con certeza es que si vas a 80 Km/h por un tramo urbano y se te atraviesa un coche, por más reacción endocrina que se de lugar en tu cerebro, el coche te lo comes, si vas a 40 Km/h, pues igual le das un golpe pero el golpe será muchísimo menor.

Vía | CarsUK


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 7 febrero 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *