15 marzo 2012 Industria

La firma japonesa de Hiroshima está ofreciendo productos muy interesantes ahora mismo, con tecnología punta como la arquitectura SkyActiv. Pero eso no le permite capear del todo los problemas financieros por los que pasa. De momento para atajarlos lo que hace es buscar un socio que le otorgue más recursos y apoyo, entre los que suena muy fuerte Fiat. Sin embargo, otra medida inevitable era reducir su plantilla.

Mazda comentó ayer en declaraciones a Automotive News Europe que va a recortar más de un centenar de puestos en el personal de sus instalaciones europeas. La central, que se localiza en la ciudad alemana de Leverkusen, ahora cuenta con 306 trabajadores. En unos meses pasarán a ser 190 con el pretexto de mejorar la eficiencia ante la “difícil situación global”.

En su lugar lo que hará Mazda será añadir más responsabilidades a las 22 empresas distribuidoras que tiene en el continente. De ellas, la que se encarga de las ventas en Alemania no se verá afectada por la reestructuración interna de la firma, según confirmó ayer Mazda. Además de operar en toda la Unión Europea, está presente igualmente en Noruega, Suiza, Turquía y Rusia.

El presidente de la división europea de Mazda, Jeffrey Guyton, concretó las pérdidas en una entrevista en el pasado Salón del Automóvil de Ginebra. Las ventas de la marca en los 41 países europeos donde está al final del trimestre fiscal que acaba de cerrarse se espera que sean de 180.000 unidades. La cifra supone 32.000 menos que en el mismo periodo del año pasado. Si a ello se le añade que sigue sufriendo por la fortaleza del yen, se comprende la preocupación en Mazda. Su esperanza por el momento recaerá en el nuevo CX-5 y la próxima generación del 6, que se presentará en París este año.

Vía | Automotive News


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 15 marzo 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *