10 noviembre 2012 Industria, Urbanos

La marca de Hiroshima ha detallado los planes relacionados con el acuerdo con Toyota para cederle la plataforma del Mazda2. El motivo es que el gigante japonés tiene intención de desarrollar un derivado de este modelo urbano. Y para reducir gastos de producción, ambos saldrán de la misma planta mexicana de Mazda que se está construyendo en Salamanca. Estas instalaciones se anunciaron en verano del año pasado y en ellas se montará también el próximo Mazda3 para América.

El nuevo Toyota urbano tendrá como mercado principal Norteamérica. Empezará a fabricarse en 2015 a un ritmo de 50.000 unidades anuales y se venderá en los concesionarios de Toyota. La planta de Mazda iniciará su actividad durante el año fiscal que acaba en Marzo de 2014. Toyota asumirá los gastos que supondrá construir el nuevo modelo y el aumento de la capacidad productiva que percibirá la fábrica.

Los objetivos de este acuerdo son sencillos de adivinar tal cual está la situación de las marcas japonesas. Mazda necesita huir de los números rojos y reorganizar su plan productivo. Mientras que Toyota parece ser que se ha replanteado el futuro del Yaris en Norteamérica. El mercado es hoy más receptivo ante vehículos pequeños, como demuestran las ventas del Fiat 500.

Pero si hay una manera de venderlo más barato, como es el caso, a Toyota no le vendrá mal dados los altos costes que debe pagar para importarlo a América. Lo que no se ha confirmado es qué ocurrirá con el Yaris. Es poco probable que convivan ambos modelos, por lo que el derivado del Mazda2 podría sustituirlo. Sería una oportunidad para Toyota de revivir la carrocería de tres volúmenes que vendía del anterior Yaris en Norteamérica, que nunca está de más sobre todo en Estados Unidos.

Fuente | Mazda


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 10 noviembre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *