8 agosto 2017 Industria

toyota-corolla-2014-usa

Para hacer frente a los grandes desafíos que ante sí tiene la industria del automóvil (normativa medioambiental y de seguridad más estricta, entrada de competidores de otras industrias, diversificación de sectores relacionados con la movilidad, etc), Mazda y Toyota han acordado profundizar en la positiva relación que mantienen desde 2015 y establecer una alianza entre ambas.

Dicha alianza incluye la creación de una empresa conjunta para producir vehículos de ambas compañías en Estados Unidos, desarrollar conjuntamente nuevas tecnologías en materia de vehículos eléctricos, de conectividad y de seguridad, así como trabajar juntas en la expansión de nuevos productos y servicios complementarios. Además, también han acordado intercambiar sendos paquetes accionariales de valor equivalente, manteniendo eso sí, la actual independencia y autonomía de ambas compañías.

mazda-cx5

Desde que en mayo de 2015 ambas compañías iniciaran su colaboración, el objetivo era capitalizar entre sí productos y tecnologías que les permitieran fabricar vehículos cada vez más atractivos. Durante todo este período ambas compañías han explorado conjuntamente distintas áreas con vistas a construir una relación favorable y en términos de igualdad a largo plazo que respete la autonomía e independencia de cada una de ellas, al tiempo que les permita colaborar y crear nuevas formas de valor para la movilidad del futuro. El nuevo acuerdo pretende ahora acelerar e intensificar esa colaboración.

Fruto de esta nueva alianza, ambas compañías han decidido crear una nueva planta de producción conjunta en Estados Unidos con capacidad para 300.000 unidades al año que debería estar operativa en 2021. Para ello destinarán 1.600 millones de dólares a su puesta en marcha. La nueva planta, que tiene como objetivo mejorar la competitividad de Toyota y Mazda en esa región y creará en torno a 4.000 nuevos empleos, se destinará a la producción de modelos SUV de Mazda y del Toyota Corolla para el mercado americano.

Igualmente, Toyota y Mazda colaborarán en el desarrollo conjunto de tecnologías de movilidad eléctrica, de sistemas de información y entretenimiento multimedia a bordo, de tecnologías conectadas V2V (vehículo-vehículo) y V2I (vehículo-infraestructura).


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *