28 enero 2012 Seguridad, Tecnología

Siempre he creído que cuando uno se sienta al volante de cualquier vehículo y pone en marcha el motor, conduce y nada más. Durante muchos años el único entretenimiento del conductor era la voz o la música de la radio, con sus diversas combinaciones recientes de cassette (¡y hasta había modelos para discos LP!), más tarde con CD y últimamente con conexión a USB.

Sin embargo, ahora tenemos al alcance de la mano la tecnología para montar una pequeña pantalla en el salpicadero para ver películas, hacer las funciones de navegador, además de navegar por Internet, en donde podremos tener a la mano cosas interesantes como estado del tráfico, algunas noticias o mapas. Dentro de Internet resulta que también podemos acceder a otras características que deberían de estar circunscritas al ordenador de casa o al móvil, cuando no estamos conduciendo. Pero lo peor es que las marcas han comenzado a fomentar sistemas como el mbrace 2, que hace una pobre colaboración a la seguridad.

El mbrace 2 es el paso siguiente de Mercedes-Benz en telemática. Un sistema de información, entretenimiento y asistencia personal de la marca, que será lanzado a mediados de este año en casi todos sus modelos. Hay utilidades realmente buenas en mbrace 2, como una bitácora de viaje (con datos de kilómetros recorridos, distancia y consumos totales y parciales), además de herramientas de diagnóstico remoto, que emite alertas de fallas y que pueden ser rastreadas y tal vez solucionadas en línea por el taller de Mercedes más cercano. Además, ofrece conectividad con dispositivos móviles.

El problema es que en embrace 2 han puesto también todo lo que no debe hacerse cuando se conduce. Podemos avisar por Twitter o Facebook en donde nos encontramos en todo momento, lo cual es válido en una situación de emergencia pero ya sabes que no será así, con el vicio que todos nos cargamos con las redes sociales. Además de recibir mensajes, podremos contestarlos. ¿Hay alguna distracción peor que sacar la mirada de la carretera para posarla en una lista de contestaciones predeterminadas para Twitter o Facewbook?


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios
  • Héctor Gómez

    Buenas tardes, primero ante todo ni soy tonto por conducir un Mercedes ni creo que estas aplicaciones en un futuro puedan perjudicarme tan gravemente como usted o ustedes creen, dentro de cada uno y de su responsabilidad esta la de saber utilizar con cabeza todo aquello que el coche equipa, desde la radio, el navegador hasta el reajuste del asiento eléctrico y sus distintas memorias. Como ocurría con el command online me figuro que diferentes aplicaciones del mbrace2 esten capadas, o se puedan utilizar hasta un limite con el coche en movimiento, ¿no creen que siendo una de las marcas pioneras en seguridad pongan en manos de sus conductores equipamiento que pueda ser dañino?. Me he sentido ofendido con el comentario, y espero que sepan conjugar de diferente manera sus títulos.

  • Héctor:

    Esto no involucra a todos los conductores de Mercedes, evidentemente. Allá cada uno con su responsabilidad en usar este tipo de dispositivos, pero en mi opinión (muy personal) con poner el navegador y la conectividad alcanza y sobra. Lo que critico es que no hace falta ni Facebook, ni Twitter. Usted o yo podremos ser muy responsables, pero sabe que hay gente que no lo es. Las herramientas sociales no están del todo capadas (creo que no pueden contestarse los mensajes cuando el coche va en movimiento), pero para apartar unos segundos la vista del camino, son suficientes.

    Un saludo

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 29 enero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *