29 noviembre 2015 Coupés, Pruebas

_DSC0013

Los coupes premium han tenido épocas mejores, ahora la moda es otra y otro tipo de segmento, pero aún hay ciertos modelos disponibles que son una alternativa a las berlinas típicas o a los deportivos más radicales. Hoy nos ponemos al volante del Mercedes Clase E Coupe, un modelo que no destaca por su radical deportividad pero si por su estiloso diseño que mezcla a partes iguales lo deportivo y lo elegante.

Nuestra unidad era un E 350 BlueTEC que esconde bajo el capó un poderoso motor V6 diesel que ofrece 258 CV, aunque no es por potencia por lo que destaca sino por su enorme par motor de 620 Nm que propulsa con facilidad a este coupe. Sin más, arrancamos con la prueba de un coupe premium, potente, ahorrador y elegante.

Diseño exterior

CIMG0770

El Mercedes Clase E se actualizó en 2013, aunque los cambios sufridos hace dos años no eran más que una puesta al día del modelo en cuanto a diseño, un restyling, puesto que la generación en la que se basa data de 2009. Aún así, pocos cambios hacían falta para poner al día al Clase E, retoques en los faros, en el interior y puesta al día de las mecánicas para ofrecer un resultado final casi perfecto.

Lo más destacable exteriormente es la fluidez de sus líneas, un frontal imponente con nuevos faros LED (para todas las funciones de iluminación y adaptativos), mientras que también destaca el corte deportivo del Pack AMG, como las enormes entradas de aire en la defensa delantera. En la línea laterla, grandes puertas (propias de un coupe) y llantas deportivas AMG (235/40 R18) con unas pinzas de freno de grandes dimensiones donde destaca el logo Mercedes-Benz.

CIMG0872

En la zaga destacan los faros con tecnología LED, además de las dos salidas de escape cromadas propias del Pack AMG y que ponen el broche a la deportividad. Tampoco nos podemos olvidar del techo solar, de grandes dimensiones, que equipaba nuestra unidad de pruebas.

Interior de calidad para cuatro ocupantes

_DSC0303

En cuanto pasamos al interior, nada más sentarnos al volante, todo está en su sitio y todo tiene la calidad que se puede esperar de un Mercedes. La postura de conducción es muy baja, destacan los asientos delanteros de cuero microperforado con ajuste eléctrico y en especial ajuste lateral con varias opciones para que la butaca se acomode a nosotros en todo momento o a nuestra forma de conducción (más ajuste lateral o menos, ajuste lumbar, ajuste de la banqueta…).

Atrás sólo hay espacio para dos ocupantes, el acceso no es de lo más cómodos pero es totalmente normal en un coupe. Mientras que el espacio disponible para las piernas es correcto, eso sí, para la cabeza si mides más de 1,75 metros irás justo, ya que la línea exterior descendiente condiciona la altura de las plazas traseras. Disponen de salidas de aire y una guantera en medio de los dos asientos.

En cuanto al puesto de conducción sólo hay una palabra que lo defina: calidad. Todos los materiales tiene un tacto correcto y se nota su calidad, eso sí, este Clase E dispone de un diseño algo clásico si lo comparamos con las nuevas creaciones de la marca de la estrella, aunque esto último es un aporte personal.

CIMG0748

Dispone de un cofre central grande y varios huecos para dejar los objetos en el tren central, así como en las guanteras de las puertas (largas pero poco profundas). El maletero tiene una capacidad de 450 litros, aunque al ser coupe tiene una boca de carga pequeña.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *