12 septiembre 2017 Conceptos, Híbridos, Salón de Frankfurt, Superdeportivos

Showcar Mercedes-AMG Project ONE, 2017

Uno de los motivos por los que estábamos esperando la inauguración del Salón de Frankfurt es el Mercedes AMG Project One, un superdeportivo que marca un antes y un después en el mundo de estos exclusivos coches. Y esto es debido a su motor, que llega directamente del mundo de la Fórmula 1 y esta vez, en serio, sin matices. Este potente bloque está apoyado por cuatro motores eléctricos y consigue cifras impactantes que lo convierten en un coche excepcional.

El aspecto exterior del Mercedes AMG Project One es diferente a todo lo que conocemos de Mercedes, lo que ya nos ofrece un apunte de lo que nos espera con este hiperdeportivo. El aspecto frontal, muy agresivo y dinámico, presenta la estrella de la marca y el logo AMG está presente en la parrilla delantera. Atentos a una de las principales características del modelo y que encontraréis en el coche. La toma de aire está situada en esa parte de la carrocería y ofrece la respiración que necesita el motor V6 de l.6 litros. Sobre este tubo de fibra de carbono tiene una aleta que llega desde la Fórmula 1 y que ofrece un atractivo muy especial.

Showcar Mercedes-AMG Project ONE, 2017

La parte posterior también sorprende, con un acabado muy deportivo. El deflector trasero impresiona realmente y ofrece una imagen muy impresionante. Todo está pensado para obtener el máximo rendimiento y permite que el coche vuele hasta los 350 km/h, no solo por las características de su tren motor, sino también por las de su construcción, ligera y aerodinámica.

El volante cuadrado transmite la sensación de estar conduciendo un Fórmula 1. Este tiene todos los mandos integrados, evitando otros en el salpicadero, presidido por una pantalla para el sistema de información y entrenimiento y otra para la información frente al conductor, ambas de 10 pulgadas. Este biplaza incluye asientos de fibra de carbono que tienen regulación del respaldo.

Showcar Mercedes-AMG Project ONE, 2017

Y si nos detenemos en el tren de tracción, hablamos del motor de combustión que equipa este modelo, ofrece 691 CV y transmite su acción al eje trasero. Los motores eléctricos se encargan del eje delantero, complementando la potencia hasta los 1.000 CV. Además de los dos ubicados en las ruedas delanteras, otro motor eléctrico se encarga de hacer girar al turbo y un cuarto propulsor eléctrico se encuentra en el cigüeñal.

Todo esto, además de los ya conocidos 1.000 CV de potencia, permite que el superdeportivo alemán se lance de 0 a 200 km/h en menos de seis segundos, lo que ofrece una sensación realmente salvaje. Lo estamos viendo en el Salón de Frankfurt y allí será donde nos ofrezcan más detalles de este espectacular concepto que es, posiblemente, uno de los que más atención recibirá durante el evento alemán.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *