28 julio 2017 Deportivos, Pruebas

c63AMG-01435

En un mercado de vehículos donde lo que más importa son sus emisiones o el consumo de combustible, donde aparecen nuevos eléctricos o híbridos que buscan un coche cada vez más racional, afortunadamente aún siguen existiendo coches totalmente irracionales que consiguen poner las emociones a flor de piel. Esta vez no probamos un coche ahorrador, ni eco, ni siquiera silencioso, pero sería un sacrilegio exigir a un AMG cualquiera de estas características.

El Mercedes-Benz AMG C 63 Coupe, convierte en extraordinarias estas cualidades, te hace sentir, disfrutar y transforma cada recorrido en toda una experiencia, aunque sea ir a comprar el periódico, es más, desearás ir a comprar el periódico en coche aunque sean pocos metros. Su estética, en esta versión Edition 1, no deja indiferente, llamativo es poco para definir su aspecto exterior, centro de todas las miradas desde que sale del garaje hasta que regresa.

Diseño exterior, no es un AMG cualquiera

c63AMG-0120

Si te gusta pasar desapercibido, ignora esta prueba, porque este Mercedes-Benz AMG C 63 Coupe no es tu coche y menos aún en esta versión Edition 1. Versión que toma como referencia al modelo que compite en el Campeonato de Alemania de Superturismos y le aporta un toque más deportivo a la estética exterior de este AMG.

Su agresivo frontal destaca por las franjas en gris grafito mate (no es negro, aunque lo parezca) que recorren el capó, laterales, techo y maletero, definiendo esta versión especial Edition 1. El paragolpes delantero incorpora varios elementos en color negro a modo de contraste, destacando las grandes dimensiones del paragolpes y lo bajo que se sitúa (hay que tener mucho cuidado con aceras, bordillos, pendientes pronunciadas…) todo ello en busca de la mayor aerodinámica posible y con la deportividad como bandera. En la parrilla, donde la estrella es la protagonista, se esconde el anagrama AMG que nos advierte que bajo el capó no hay un propulsor convencional. Y por último están los faros con tecnología Full-LED para todas las funciones de iluminación, direccionables y que nos dan las bienvenida con un trazo LED azul cuando abrimos el coche.

c63AMG-01355

Lateralmente las protagonistas son sus llantas de aleación forjadas AMG de 20 pulgadas, con un diseño de radios cruzados en color negro y unas medidas de neumáticos 255/35 delante y 285/30 detrás, de corte totalmente deportivo y que nos harán sufrir a la hora de circular por nuestras maltrechas autovías. Los retrovisores en color negro son parte del Pack AMG Night (junto con los cristales traseros oscurecidos) y de nuevo se pueden ver las franjas en gris mate del Edition 1 en los latales. Para los agnósticos sobre el potencial de este AMG, el anagrama V8 Biturbo en las aletas despeja todas las dudas.

En la zaga, los ojos de cualquier amante del mundo del motor se van inevitablemente a la parte inferior, donde lucen cuatro salidas de escape cromadas. El enorme alerón de color negro y sus defensas de corte deportivo ponen el broche final al diseño de este Clase C Coupe AMG. Escondida tras la estrella se encuentra la cámara de visión trasera con una correcta resolución.

Diseño interior, donde la deportividad y calidad se encuentran

c63AMG-01137

Diferencias como la enorme consola central en fibra de carbono o las puntadas en color amarillo distinguen a esta edición especialEl diseño interior en líneas generales de este Mercedes-Benz AMG no dista de cualquier otro Clase C, aunque con algunos matices que marcan la diferencia con el resto de hermanos de gama. La enorme consola central (que normalmente está recubierta de un poco acertado negro brillante) ahora es de fibra de carbono, mientras que la parte superior del salpicadero se encuentra forrada en cuero con puntadas de color amarillo propias de esta edición especial.

Puntadas amarillas que también se ven en diferentes partes del acabado en cuero y sobretodo en los asientos deportivos (tipo baquet) que se adaptan al cuerpo a la perfección, manteniéndonos bien sujetos en todo tipo de situaciones, gracias a su diseño y a los múltiples ajustes eléctricos que permiten aumentar la sujeción lateral o ajustar la posición al volante con precisión. La postura al volante es baja, ajustada y con un volante en piel vuelta de corte deportivo que esconde dos levas metálicas en su parte posterior. El logo AMG sobre la consola central y en la instrumentación (también con toques en amarillo) nos recuerdan los equinos que nos acompañan.

c63AMG-01149

Las plazas traseras, sólo para dos personas como buen coupe, son menos confortables que las delanteras. El acceso es complicado, el diseño exterior resta espacio para la cabeza y las pequeñas ventanas traseras no aportan mucha luminosidad al interior. Aún así, hay espacio suficiente para pies, al menos para que una persona de hasta 1,75 metros vaya cómoda. Dispone de salidas de aire posteriores y de varios huecos para dejar nuestros objetos, siendo especialmente grandes las guanteras laterales traseras.

El azul que nos recibe exteriormente cuando abrimos el coche de noche, tiene su continuidad en forma de luz ambiental en el interior. Aunque como curiosidad, las luces traseras de lectura solo se pueden encender desde la parte delantera. El maletero tiene una capacidad de 355 litros, aunque la boca de carga es de pequeño tamaño y el suelo no es completamente plano. Eso sí comparado con un BMW M4 (455 litros) o con un Audi RS5 (465 litros) se queda algo justo.

Motor y prestaciones: V8 Biturbo con 476 CV

c63AMG-01157

Recuerdo perfectamente la primera vez que encendí este C 63 AMG, en el propio garaje de la marca, pulsé el botón de encendido y de golpe el motor subió de revoluciones creando un sonido espectacular, llegué a pensar que la acústica en un garaje favorecía dicho grito de guerra, pero con el paso de los días me dí cuenta que da igual encenderlo en un garaje cerrado o en plena calle al aire libre, el sonido con el que nos da la bienvenida es siempre un verdadero espectáculo.

En los primeros kilómetros sorprende la suavidad de su propulsor, un 4.0 V8 Biturbo con 476 CV, que cuando tiene que ser cortés no defrauda y se comporta de forma noble y suave sin importar que toda su potencia va al tren trasero. Aunque si hundimos ligeramente el pie del acelerador (y recalco lo de ligeramente) los 476 CV empiezan a despertar y el par motor de 650 Nm desde sólo 1750 r.p.m. nos pega al asiento.

c63AMG-01146

Dispone de varios modos de conducción -Individual, Confort, Sport y Sport+- y de varios modos de ESP -conectado, Sport (modo handling) y desconectado- todo ello para que nada nos frene a la hora de sacarle el máximo partido. Como curiosidad, también está equipado con el Start&Stop. El sonido del motor varia según el modo de conducción, siendo especialmente grave el rugido en modo Confort y directamente consigue girar cabezas en modo Sport/Sport+ o cuando la aguja pasa de las 4.000 vueltas.

La caja de cambios no es tampoco convencional, se trata del cambio de 7 velocidades SPEEDSHIFT MCT AMG con doble embrague, con un funcionamiento sobresaliente en cuanto a rapidez.

c63AMG-01177

Comportamiento

Nuestra primera parte del recorrido es por autovía, en la ruta entre Madrid y Vigo, ahí es cuando sale el carácter alemán de este AMG, puesto que el estado del asfalto de las autovías españolas no le sienta bien (al menos varios tramos de la A-52), la rigidez del coche hace que se sienta absolutamente todo y en algunas zonas hay que reducir la velocidad bruscamente porque la vibración recorre todo el habitáculo, esto obviamente no es culpa del coche porque cuando el asfalto está como tiene que estar es muy cómodo y hasta confortable, con un rodar suave propio de su bloque V8, acompasado por su ligero rugir, con el motor girando a 2.000 revoluciones a 120 km/h.

No sólo por las autobahn va bien, en cuanto rodamos en carretera, cuantas más curvas tenga mejor. Su propulsor, el rugido, la respuesta del coche, todo en conjunto hace que sintamos la conducción en cada curva, y pese a ser un trasera, nos ha sorprendido con la respuesta fiel y noble a las órdenes del volante. Es más, aunque queramos ponerlo a prueba y hagamos sufrir a este trasera, siempre busca la manera de mantener el tipo siendo predecible en reacciones y muy noble, algo a lo que ayuda la precisión de la dirección.

c63AMG-01441

Cuando la aguja del cuentavueltas sube de las 4.000 r.p.m. el sonido es como música celestial para los amantes del motor y la capacidad para pegarnos al asiento aumenta progresivamente hasta sobrepasar las 6.000 revoluciones, donde directamente el asiento y conductor son uno, permitidme esta forma de expresión, porque realmente la capacidad de aceleración de este Mercedes-Benz AMG sorprende.

Como guinda a la diversión, dispone del control de salida, un sistema que nos permite salir desde parado a la máxima potencia y fuerza de empuje con la que poder conseguir esos 4 segundos de 0 a 100 km/h. Para activarlo hay que hacer una serie de comandos (cual truco de videojuego) y tenemos que asegurarnos de tener un lugar seguro y recto donde poder activarlo con seguridad, puesto que la respuesta es agresiva, hasta tal punto que las gomas dejan huella de la agresividad sobre el asfalto.

c63AMG-0111

Si nuestra conducción es más tranquila, destaca la capacidad de respuesta desde bajas vueltas, además de un particular sonido ronco cuando se circula en modo Confort. Es un coche apto para el día a día pese a la deportividad y a la numerosa cantidad de caballos escondidos en el capó.

Consumo

c63AMG-01284

Analizar los consumos en un AMG es un sin sentido en sí mismo, aunque por rigor, tenemos que hablar de cual es el consumo de este Mercedes-Benz AMG C63 en los diferentes escenarios. No es un coche ahorrador, aunque en carretera y autovía nos ha parecido comedido. En el recorrido entre Madrid > Vigo > Madrid el consumo medio ha sido de 10,5 litros a los 100 km (siempre circulando a velocidad legal).

En carretera circulando de forma tranquila el consumo medio ronda los 11 litros a los 100 km, cifra que aumenta hasta los 14 litros a los 100 km si el tráfico se complica o nuestra forma de conducción se vuelve algo más dinámica, llegando a los 18 litros a los 100 km en conducción totalmente dinámica o deportiva. En ciudad, durante la prueba, el consumo rondó los 15 litros a los 100 km.

Equipamiento

c63AMG-01185

Dentro del equipamiento, siempre empezamos el repaso por los elementos de seguridad de serie y las pruebas EuroNCAP. De serie la dotación de este C63 AMG destacan los airbags frontales, laterales y de cortina, airbag de rodilla para conductor, control de estabilidad, asistente de alerta por cansancio, aviso en caso de colisión con frenada de emergencia, entre otros elementos. En cuanto a las pruebas EuroNCAP esta generación del Mercedes Clase C Coupe no ha sido analizado por EuroNCAP pero sí la versión berlina consiguiendo las cinco estrellas con una protección de adultos del 92%.

A los diferentes sistemas de seguridad de serie hay que sumar aquellos de los que dispone opcionalmente, como el aviso del ángulo muerto del retrovisor, asistente de cambio involuntario de carril (que llega a girar el volante para ayudar a mantenernos en el carril) e incluso el sistema Pre-Safe de Mercedes, que va un paso más allá en el frenado automático en caso de colisión, preparando los diferentes sistemas de seguridad del coche para el impacto en caso de que sea inminente y de esa forma minimizar el daño a los pasajeros (cierra el techo solar, tensa cinturones, actúa sobre los frenos…)

c63AMG-01107

Destacar también las luces full-LED (de serie) con haz de luz direccionable mecánicamente con ajuste automático de luces largas, proporcionando una iluminación sobresaliente en curvas y buscando siempre el haz de luz más potente sin molestar al resto de vehículos. También está disponible como extra el sistema de cámaras 360 con una resolución sobresaliente que ayudan a la hora de realizar maniobras de aparcamiento.

El sistema de sonido está firmado por Burmester, el mismo que equipa la Clase S de Mercedes, con un total de 13 altavoces, amplificador de 9 canales y una potencia final de 590W, no dispone de subwoofer pero la nitidez y calidad del sonido es sobresaliente. Eso sí, el sistema de navegación va necesitando una actualización puesto que lleva en el mercado desde hace años y se queda algo desfasado con respecto a los demás rivales premium.

Opinión Personal y Precio del Mercedes-Benz AMG C 63 Coupe Edition 1

c63AMG-0130

Podemos disfrutar de este coupe de compras por una gran ciudad o hundir el pie en el acelerador y gozar de una carretera de curvas sonriendo como un niñoEs justo que antes de expresar mi opinión sobre este AMG aclare que siempre he sido más partidario de los 4×4 que de los deportivos, pero sin lugar a dudas este AMG no es un coche más, no es un deportivo más. Podemos disfrutar de la suavidad y puesta en escena de este coupe de compras por una gran ciudad o hundir el pie en el acelerador y disfrutar de una carretera de curvas sonriendo como un niño. Precisamente la deportividad no está reñida con el uso día a día, es más, el suave sonido del motor en modo “confort” recordará a todo aquel con el que nos crucemos que están delante de un AMG sin necesidad de hacer una conducción deportiva. Incluso en largos trayectos es un coche cómodo, con un consumo más que razonable en autovía o autopista.

En definitiva este Mercedes-Benz AMG C 63 Coupe es uno de esos deportivos que ponen los sentimientos a flor de piel, extraordinariamente irracional pero del cual cuesta bajarse. Por último queda el precio, que arranca en los 99.000 euros para esta versión Edition 1.

Fotos | Equipo de Highmotor


Highmotor en Instagram

También te puede interesar