8 febrero 2012 Seguridad


Mercedes-Benz ha desarrollado un sistema de seguridad para los ocupantes de los asientos traseros. Se llama “active seat-belt buckle” y se presentará en el futuro Mercedes-Benz Clase S 2013. Ha surgido a consecuencia de estudiar los daños que el cinturón de seguridad causa sobre los huesos y los tejidos blandos del cuerpo humano en los accidentes.

Cuando la puerta se abre los anclajes de los cinturones se iluminan en color rojo y se deslizan eléctricamente 70 mm hacia afuera, con el fin de incitar y facilitar la inserción de la hebilla. Una vez fijado, el cinturón se tensa automáticamente hasta alcanzar un nivel de equilibrio entre sujeción y confort.

En el eventual caso de accidente, el sistema Pre-Safe retraerá el cinturón automáticamente 40 mm instantes antes de que se produzca la colisión. Con ello se preparará al pasajero para el impacto y se le colocará en una postura más adecuada para recibirlo. Además, el anclaje se moverá automáticamente con el fin de colocar el cinturón en un punto más bajo de la cadera y así reducir el esfuerzo de tensión sobre la pelvis. Una vez el peligro haya pasado, los cinturones se relajarán para facilitar la salida del vehículo.

El “active seat-belt buckle” se irá incorporando paulatinamente al resto de la gama Mercedes-Benz para sustituir a los actuales sistemas pirotécnicos, más bruscos en su acción de retención.

Fuente | Mercedes-Benz


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 8 febrero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *