17 octubre 2012 Berlinas, Industria

Parece que Mercedes-Benz no las tiene todas consigo, en vista de que el Clase S no ha contado con suficiente aceptación en los últimos meses. Habiéndose vendido pocas unidades y con la demanda expectante sobre la nueva generación del Clase S, Daimler ha decidido cerrar un turno de fabricación en la planta de Sindelfingen.

El turno sobreviviente en la factoría que aún construye el Clase S, será reasignado a la misma línea de producción del Clase C. En vista de que el próximo año tendremos a un nuevo Clase S, el modelo regresará a su ritmo habitual de ensamblaje a mediados del 2013.


El próximo Clase S se prepara

La poca demanda del modelo actual, hace creer que el público solo espera a la próxima generación del Clase S que estaría equipado con motores mejorados desde el punto de vista energético y de consumos, aunque no se dejarán de lado los bloques V8 o V12, como es el caso del S600.

Se ha rumoreado también que podría contar con una opción híbrida enchufable (adelantada con el Vision S500 Plug-in-hybrid), la cual aún no se confirma.

Desde el punto de vista del diseño, parece seguro que la nueva generación podría ser aún más grande que el actual modelo, mientras que en materia tecnológica Mercedes promete “revolucionar” el mercado de estas berlinas, con el agregado de reconocimiento gestual, un cambio radical en el aspecto del interior, e incluso con un avanzado sistema de comunicación apodado SERVO-HMI (Human Machine Interface), que consistirá en un asistente virtual capaz de mantener una conversación simple con el conductor.

Vía | Car Session


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 18 octubre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *