20 enero 2010 Berlinas, Fotos, Pruebas

Mercedes_Clase_C_BlueEfficiency

Llegamos a la segunda parte de la prueba del Mercedes Clase C, una berlina premium equipada con el motor más conocido del Clase C, se trata del propulsor diesel 220 CDI de 170 CV que ahora se ha vuelto algo más ecológico y ahorrador y recibe la denominación BlueEfficiency. De su motor, cambio automático y comportamiento hemos hablado en la primera parte de la prueba y en la segunda parte nos queda hablar del diseño exterior del Clase C, del diseño interior, calidad de los materiales y espacio.

Uno de los apartados en los que destaca el Mercedes Clase C es en la calidad de los acabados y un interior que nada más sentarte en el Clase C todo lo tienes a mano, de buena calidad y cuentas con una sensación de espacio al sentarte al volante. Además al tratarse de un modelo BlueEfficiency también cuenta con detalles exteriores que ayudan a rebajar el consumo y emisiones, como neumáticos especiales de 16″ para mejorar la aerodinámica y de hecho el Clase C cuenta con uno de los mejores coeficientes aerodinámicos del segmento (Cx de 0,25 de las versiones BE).

Diseño exterior
Mercedes_Clase_C_BlueEfficiency

La línea exterior del Mercedes Clase C es bastante peculiar, sobretodo desde el cambio que sufrió con la última generación en 2007 y el diseño ganó unas líneas más rectas y menos tradicional de lo que nos tenía acostumbrado Mercedes. Exteriormente es un coche musculoso con un diseño con líneas más marcadas y dos acabados exteriores que lo diferencian sobretodo en la parrilla y algún que otro elemento: Elegance y Avantgarde (acabado que equipa nuestra unidad).

Las unidades BlueEfficiency se reconocen exteriormente por el logotipo situando en los laterales y por unas ruedas específicas para optimizar el consumo, puesto que las unidades BlueEfficiency equipan de serie unas gomas 205/55 de llanta 16″, equipamiento que nuestra unidad de pruebas trae de serie con las llantas de aleación de 7 radios (ver detalle). Es curioso además el tema de las llantas puesto que revisando la documentación que siempre nos envía Mercedes con los coches de pruebas (precio, equipamiento opcional, gama….) vi que todos los Clase C 220 CDI BE con o sin cambio automático pagan sólo el 4,75 % del impuesto de matriculación, excepto si no montan estas ruedas de serie y equipan otras (ya sea los neumáticos 225/50 R16 o de superior pulgadas) que en ese caso pagan el 9,75% del impuesto.

Del diseño exterior mencionar también que las luces de nuestra unidad de pruebas eran bi-xenón con función de iluminación en curva y también asistencia de las luces antiniebla en los giros. Es un extra pero la iluminación que ofrecen compensa la inversión (1.393 euros) y en los faros traseros hay que destacar las luces LED.

Diseño interior

Mercedes_Clase_C_BlueEfficiency

Nada más pasar a su interior vemos materiales de buena calidad por toda la consola central, los plásticos son agradables al tacto y apenas encontramos algún material que desentone en cuanto a calidad. La postura de conducción es muy cómoda, contamos con una buena visibilidad tanto trasera como delantera, y los grandes retrovisores también contribuyen a tener todo bajo control (sino siempre tenemos la cámara de visión trasera -ver detalle- opcional para ver mejor cuando ponemos marcha atrás).

La mayoría de los mandos los tenemos al alcance de la mano y además desde el volante podemos controlar la radio y el ordenador de abordo que muestra información sobre consumos, navegador, ajustes, o incluso del equipo de sonido. El sistema de navegación es un extra y lo tenemos disponible en diferentes versiones con pantalla de mayor o menor pulgadas pero todos tienen en común un detalle muy práctico, y es que nada más apagar el coche se esconde bajo una práctica tapa evitando tentaciones ajenas.

Además desde el panel de instrumentación podemos controlar también el consumo instantáneo, medio o la posición del cambio automático, en un panel de instrumentación bastante sencillo y con la pantalla del ordenador de abordo que aglutina muchas funciones realmente útiles para tener todo bajo control o información del vehículo a un sólo vistazo.

Mercedes_Clase_C_BlueEfficiency

Un detalle que no nos gusta mucho es la mezcla de palancas que tenemos en el lado izquierdo(ver detalle) (marca de la casa alemana) y que sobretodo al principio cuesta acostumbrarse a que los limpia parabrisas y los intermitentes van en la misma palanca al lado izquierdo y encima está la del control de velocidad y del limitador.

Pero como comentaba al principio la postura de conducción es muy buena, cuenta con unos cómodos asientos delanteros que los agradeceremos a la hora de hacer viajes con el Clase C, en nuestro caso con reglaje eléctrico y apoyo lumbar. Además otro detalle que sigue llamándome la atención y es toda una seña de identidad en Mercedes es el freno de mano con accionamiento de pie, que además ahorra espacio en la consola central y se puede dedicar a una práctica guantera.

En cuanto a las plazas traseras, son cómodas para viajar pero su comodidad se ve algo mermada por el espacio para los pies, pero dentro del segmento premium y si lo comparamos con otros rivales como BMW Serie 3 o Audi A4 los tres se sitúan en las mismas medidas apróximadamente. Además el techo panorámico (opcional también) le aporta bastante luminosidad interior y los pasajeros de las plazas traseras viajaran cómodamente y sobretodo si viajan sólo dos personas en las plazas traseras y además cuentan con climatizador independiente (un extra) con regulador de temperatura y potencia.

Mercedes_claseC

Para viajes largos el espacio interior, los asientos cómodos, y el buen tarado de las suspensiones lo hacen un perfecto devorador de kilómetros y se puede viajar con él sin llegar a fatigarse tanto como otros modelos del segmento (nosotros hemos realizado dos trayectos de 600 km). Asientos que me siguen gustando (y ya lo comenté en su momento en la prueba del GLK) puesto que non son totalmente de piel sino que es una mezcla de tela y cuero ártico, lo que los hace cómodos y no tenemos que sufrir los beneficios del cuero con las bajas o altas temperaturas.

En cuanto a huecos está muy completo también, con una guantera de un tamaño normal y los huecos del tren central donde podemos guardar bastantes cosas, así como las guanteras de las puertas de un tamaño correcto. Y hay detalles que no podemos dejar pasar, por ejemplo que de noche contamos con luces de cortesía en las manillas de las puertas para verlas mejor o las dos luces LED que lleva bajo el retrovisor interior que aportan una luz blanca a modo de leemapas y son muy prácticas.

Por último nos queda el maletero que cuenta con unas formas bastante regulares, además de llevarnos la sorpresa agradable de una rueda de repuesto bajo el suelo del maletero (ver detalle), y su capacidad de 475 litros es una medida normal en el segmento (A4 480 litros y Serie 3 460 litros). En la siguiente parte de la prueba hablaremos del precio del Clase C, del equipamiento y como siempre nuestra valoración general del modelo.

Fotos | David Taboada


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Mercedes Clase C 220 CDI 170 CV BlueEfficiency, prueba (Parte III) 23 enero 2010
  2. Mercedes Clase C 220 CDI 170 CV BlueEfficiency, prueba (Parte I) 29 mayo 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *