5 noviembre 2007 Curiosidades

baros

Tener un coche potente no le da privilegios a nadie para correr más o para hacer demostraciones en la carretera donde un accidente puede ser mortal. Esto parece que no lo entiende el jugador checo del Lyon, Milan Baros.

Digo esto ya que ha sido pillado conduciendo por una autopista francesa, exactamente la A42 entre Ginebra y Lyon, a bordo de su Ferrari a 271 km/h. Según la versión del futbolista, iba a esa velocidad para demostrar a un amigo suyo que iba de acompañante el potente ruido del motor de su deportivo.

Los gendarmes le han confiscado el coche y le han retirado provisionalmente el permiso de conducir, a lo que se podría sumar una elevada suma de dinero por la multa que le puedan poner, más la retirada total de su permiso de conducir.

Todo esto se resolverá en unos días cuando un tribunal de policía le tome declaración y dicte sentencia.

Vía | As


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *