3 abril 2017 Deportivos

mini-cooker-cabrio-2

¿Os imagináis que vuestro coche se convirtiera en un puesto de comida? MINI sí, y este es el resultado. La división de proyectos especiales de MINI ha ideado un atractivo paquete de accesorios con motivo del April Fool´s day (el día de los Santos Inocentes anglosajón). Por desgracia, se trata de un prototipo ficticio que no verá la luz, pero la idea de la marca no deja de sorprendernos.

En este ficticio modelo, los clientes podrían equipar su MINI con el pack John Cooker, con el que cualquiera se convertiría en un vendedor de comida ambulante. Este hipotético modelo contaría con una superficie de preparación de madera y un pack de alimentos. El maletero del MINI Cabrio almacenaría una tecnología de enfriamiento para mantener los alimentos en buen estado. Pero esto no es todo, los restos de alimentos serían desechados por un sistema de baterías que alimentaría de forma sostenible el vehículo.

mini-cooker-cabrio-3

Para sueño de muchos, el prototipo cumpliría con los requisitos de regulación de alimentos y para instalarlo simplemente debería ser plegado el asiento del conductor, lo que crearía una cantidad asombrosa de espacio debajo de la superficie de madera que se puede utilizar para almacenar los ingredientes y los utensilios de cocina.

Entre los clientes potenciales a los que se dirige este surrealista modelo se encontrarían start-up especializadas en gastronomía. “Las compañías de comida callejera son un gran complemento para los restaurantes. Sin embargo, los camiones típicos de la calle son a menudo demasiado grandes y molestos para instarlos en el centro de la ciudad”, dice Harry Chinn de MINI Business Innovation.

MINI ha llegado tan lejos con esta broma que ha cifrado incluso el precio de lanzamiento del paquete John Cooker en 1.959 euros.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *