3 abril 2015 Pruebas, Todoterrenos / SUV

CIMG8119

Seguimos con la prueba del Mitsubishi ASX, un SUV muy importante para la marca japonesa y que realmente tiene unos buenos argumentos para ser una interesante opción de compra. Nosotros hemos probado el motor diesel más potente, asociado además a la caja automática y la tracción total, aunque tal y como vimos en la primera parte, la tracción es muy prescindible en este tipo de vehículos.

Ahora en la segunda parte de la prueba nos toca analizar el diseño, en especial el exterior que ha sufrido una puesta a punto a mediados del año pasado y esta unidad que probamos era de las primeras tras el restyling. También analizaremos el diseño interior (muy amplio) y el maletero.

Diseño exterior

CIMG8196
Exteriormente el ASX MY2015 se actualiza con pequeños cambios, sutiles pero suficientes para mantener al día al ASX. Lo primero que notamos en el frontal es el nuevo diseño de la parrilla y las luces diurnas LED integradas al lado de los antinieblas delanteros.

Los bajos vienen protegidos pero con un plástico, es decir, válido para pistas y zonas de poca dificultad.

Lateralmente destacan las llantas de 18 pulgadas de nuestra unidad, además en este restyling aparece una nueva tonalidad exterior y nuevos diseños para las llantas de aleación. Mientras que en la zaga poco cambia, aunque realmente es un diseño que no acusa mucho el paso del tiempo.

Diseño interior y habitabilidad

CIMG8146

El diseño interior es muy japonés, es decir, sencillo sin grandes alardes ni grandes líneas, pero al menos puedes intuir que con el paso de los años, el diseño seguirá siendo el mismo. En la zona de la consola central está el navegador y justo debajo el climatizador. Mientras que la instrumentación es sencilla pero completa, sobretodo el ordenador de abordo.

La postura de conducción es muy cómoda, ligeramente elevada como suele ser habitual en los SUV y con buena visibilidad, en especial gracias a sus grandes retrovisores. Nuestra unidad, el tope de gama, incorporaba la tapicera de cuero, eso sí, microperforado.

_DSC0104

Las plazas traseras son amplias, en especial el espacio para las piernas y cabeza, mientras que la plaza central trasera es más incómoda al tener el respaldo más duro (ahí se encuentra el reposabrazos trasero) y el tren cental está ligeramente elevado, entonces resta espacio para los pies.

Destacar el techo panorámico que aporta mucha luz al interior, pero eso sí, no se podía abrir.

Huecos y maletero

CIMG8155

En el apartado de huecos hay una clara diferencia entre las plazas delanteras y traseras, delante tiene unas generosas guanteras en las puertas, varios huecos en el tren central y además una guantera de tamaño medio.

Pero atrás se han olvidado de poner algún tipo de hueco en las puertas, ni tan siquiera para una botella pequeña, y sólo lleva un posavasos situado en el reposabrazos trasero.

El maletero tiene una capacidad de 416 litros con un diseño muy regular lo que lo hace muy aprovechable, pero además esconde un compartimento bajo el suelo del maletero que aporta otros 26 litros más y es muy práctico para dejar objetos de pequeño tamaño para que no estén sueltos en el maletero.

En la tercera parte de la prueba analizaremos el equipamiento, incluyendo aquellos elementos de seguridad presentes de serie en un ASX. También veremos los precios y nuestra opinión personal sobre el coche.

CIMG8206

Fotos |
Equipo pruebas, R. Rodriguez


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 3 abril 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *