3 agosto 2016 Industria, Todoterrenos / SUV

nissan-proteccion-solar (1)

A estas alturas del siglo XXI a nadie se le ocurriría ir a la playa sin la debida protección para hacer frente a la virulencia del sol. Los efectos que tienen los rayos ultravioleta son terribles tanto a corto como a largo plazo sobre nuestra piel, así que hay que protegerse adecuadamente. Y esas mismas precauciones hay que tener con la pintura de los coches. Normalmente, esta se protege ante los efectos del sol y las altas temperaturas.

La intensidad de los rayos UV en nuestro país, igual que en otros donde Nissan tiene una presencia fuerte, es considerable, así que la compañía japonesa ha desvelado que las pinturas que utiliza para las carrocerías de sus crossovers es equivalente a un factor de protección solar de 500. Es la cifra de protección que está presente en los Qashqai, X-Trail y Juke, por ejemplo.

Para realizar las pruebas oportunas para tener controlado el efecto que el sol provoca en la pintura de los crossovers de la marca japonesa, en el Centro Técnico Europeo ubicado en Cranfield (Reino Unido) se ha inaugurado una cámara de pruebas ambientales. Esta instalación, que ha supuesto una inversión de 1,6 millones de euros.

nissan-proteccion-solar (2)

La cámara permite reproducir de manera controlada los efectos del sol y las altas temperaturas en la pintura que recubre las carrocerías de los modelos de Nissan. Para ello, utiliza bombillas que ofrecen una potencia de 90.000 vatios de calor intenso. La temperatura del interior de la cámara asciende hasta los 120 grados, para poder comprobar la resistencia no solo de la pintura, sino también de los elementos plásticos del interior y otros materiales que podrían ser susceptibles de estropearse por el calor.

Estas instalaciones también pueden hacer bajar la temperatura hasta los 50º centígrados bajo cero, algo que también resulta muy útil si se trata de conocer cómo reaccionarán los distintos elementos del coche tanto con temperaturas muy elevadas como si se trata de temperaturas muy bajas.

Con estos datos, los ingenieros de Nissan ajustan distintas partes del coche para los diferentes mercados, ya que su climatología es diferente y el comportamiento de estos también. Por ejemplo, el sistema hidráulico del portón trasero es diferente en cada mercado, porque funciona de manera distinta bajo el calor de la Costa Brava española que en la tundra siberiana, por ejemplo. Gracias a esta cabina de pruebas, ahora podrán hilar todavía más fino y solucionar más problemas.

Fuente | Nissan


También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *