5 febrero 2012 Deportivos, Salón de Ginebra

El pequeño fabricante británico de deportivos tendrá una nueva primicia en la próxima edición de la feria suiza. Tal y como les ocurre a modelos más convencionales, se trata de una actualización bastante profunda de otro producto anterior, el AeroMax. Su nombre se ha recortado a Aero y tendrá dos misiones.

La primera será continuar el legado de aquel curioso coupé presentado hace seis años también en Ginebra y la segunda será cubrir el hueco dejado por el retraso del EvaGT. A diferencia del AeroMax, su producción no será limitada, así que los interesados pueden ahorrar con más calma hasta tener suficiente para comprar esta bestia.

Si el Aero se parece bastante al AeroMax no es casualidad, pues el germen es el del diseño del anterior modelo. Sin embargo, la base no es el modelo de calle sino la del GT3 Aero de competición. De ahí que tenga detalles diferentes como pilotos traseros o llantas. Su carrocería y su chasis son de aluminio, haciendo que la báscula sufra poco con unos 1.175 kg totales.

Bajo el capó se encuentra un bloque 4.6 V8 proporcionado por BMW, el cual genera hasta 390 CV de potencia. Según Morgan, si se une a una caja manual la aceleración del Aero de 0 a 100 km/h es de 4,5 segundos, mientras que con automática se reduce a 4,2. La velocidad máxima que alcanza es de 273 km/h.

Junto al Aero, Morgan mostrará en Ginebra otras mejoras en los Roadster y Plus 8 para ponerlos al día. Menos mal que el ADN de la marca es continuar con lo retro hasta el final, porque mantener ese estilo más de 75 años puede que no le siente bien a otras marcas. En cuanto salga el EvaGT, Morgan habrá encontrado el equilibrio idóneo a una gama estancada.

Vía | Motor Authority


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 5 febrero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *