22 diciembre 2011 Seguridad

Hoy seguimos la serie, Diario de un novato, con un artículo relacionado con chaquetas, para así exponeros algunas pautas para poder elegir una primera chaqueta y que sea lo más práctica y polivalente posible, y claro está cada uno elija lo que le conviene.

Para mí lo más importante en una chaqueta es lo ligera que sea, los trayectos en moto son los que son y para el uso urbano de nuestras motos, hay que tener en cuenta que vamos a tener que estar cargando con ella a donde vayamos. En éste sentido también importa mucho lo voluminosa que sea.

El segundo de los puntos a tener en cuenta es la época del año en la que la vamos a utilizar principalmente, podemos diferenciar entre gente que sale en moto durante todo el año o gente que sólo la utiliza con el buen tiempo. Los segundos lo tienen más fácil una chaqueta de verano es bastante fácil de elegir, cordura con poro grande y algún forrito fino e impermeable, para esas mañanas de frío es la elección idónea. Ahora bien elegir una para el primer tipo de motero, el que no se quiere bajar de su moto nunca es más complicado.

Vamos a ponernos un poco en situación para que entendáis por donde voy al escribir éste artículo. Acabamos de comprar nuestra primera moto y hemos dado el paso previo de comprar un casco, ahora es cuando pensamos en comprar una chaqueta y debido al gasto grande que hemos hecho en los pasos anteriores no tenemos para comprarnos tres chaquetas, invierno, primavera/otoño y verano, que sería lo idóneo pero no todos podemos alcanzar. ¿Entonces qué hacemos?, comprar una que más o menos nos sirva para cubrir el mayor espectro posible.

Es muy interesante elegir una chaqueta con forro, ya que éste siempre se puede quitar y nos da un uso más amplio en el año. En invierno además del forro seguramente llevemos alguna prenda debajo por lo tanto tampoco hay que escoger una chaqueta que parezca para ir a la nieve, sí que nos permita que la prenda interior sea lo más fina posible, cosa que agradeceremos en movimiento y reducción de peso de la ropa que llevamos. Para verano requerimos, que el forro sea desmontable y además cuente con varias zonas con cremalleras que sean perforadas para una mejor ventilación, os aseguro que en éste aspecto es preferible pasar calor en verano que frío en invierno, al menos bajo mi punto de vista.

Hablando de los dos tipos de materiales por excelencia, cuero y cordura (textil), para la primera chaqueta elegiría cordura sin lugar a dudas, el cuero cuando llueve tiende a estropearse, además es un material que estira y deforma con el uso, por ello una chaqueta de cordura será mucho más útil en un uso frecuente.

Atentos a las etiquetas, Goretex o Thinsulate, hablan de impermeabilidad y de aislamiento térmico, en éste sentido preguntar a los dependientes viene muy bien.

Otro de los puntos claves es la talla, evitar frases como “cómo voy a adelgazar”, “la ropa que llevo es muy voluminosa”, “ésto con un jersey debajo” o “ya se dará de sí”, nosotros tenemos que pensar en como somos en ese momento y como es la chaqueta, no se dará de sí hasta el infinito o no siempre llevaremos ese jersey debajo. Necesitamos encontrar la talla que nos permita sentir la prenda ajustada al cuerpo y nos de la movilidad necesaria, estirar y cerrar los brazos, al agacharnos no forme bolsas en nuestro pecho, etc. Las tallas grandes darán paso a esas bolsas, no ajustarán bien las protecciones donde tienen que ir y se nos harán “pesadas” sobre la moto, nos cansaremos más para hacer lo mismo restándonos agilidad, en cambio, tallas pequeñas nos limitarán el movimiento y en invierno no aconsejo unas mangas que sean cortas, el guante no ajustará y cualquier brisita que se cuele será muy molesta.

Pensar que una chaqueta incómoda dará ganas de no ponérsela y gastarse el dinero para tenerlo en casa no sabe nada bien. Aprovechad tiempos de rebajas y aburriros de buscar y mirar, no os conforméis nunca, los pequeños detalles son los que más molestan a la larga.

Quiero insistir en que si veis que os queda grande o pequeña no la compréis generalmente os arrepentiréis.

En cuanto a precios, para ésta prenda recomiendo un gasto contenido, tenemos chaquetas que van desde 50 euros hasta los más de 600 euros, mi rango actual estaría en la mitad entre unos 200 y 300 euros, es seguramente la prenda que antes se desgasta, antes se desfasa y antes cambiaremos, por ello comprarla con cabeza. Si podéis invertid un poco en alguna espaldera, son muy eficientes y nos pueden salvar de lesiones graves.

Aunque parezca una chorrada, los bolsillos y su situación es muy importante, personalmente prefiero llevar los bolsillos vacíos, me evito ir pensando en que algo se me va a caer y además me siento más ágil. También es importante la capacidad que tengan, haced un poco de recuento de las cosas que soléis llevar, móvil, llaves, papeles, cartera, mp3,…

Vuelvo a comentaros que para cualquier duda no dudéis en poneros en contacto con nosotros: equipo@plusmoto.com


Fotos | Google Images, Dainese, Alpinestar, Spidi…


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

3 comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 22 diciembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *