14 junio 2012 Otras competiciones

Hoy os traemos el segundo capítulo del Diario de un piloto… José Terré, no te pierdas los pasos del pilotazo en el MotoDes 2012, y sobretodo las sensaciones del 12 el pasado fin de semana en el Circuito de Jerez.

No fue un día muy bueno para Terré el pasado domingo en la pista andaluza, pero como él mismo dice “negativo por negativo, positivo”. Así que no te pierdas sus aventuras, su trabajo, su entrenamiento y su puesta a punto para cada carrera, vive las experiencia desde el lado del piloto.

Diario de un piloto…. Negativo por negativo, positivo

Siempre sacas más conclusiones y aprendes más cuando las cosas van mal que cuando van bien, y este fin de semana pasado han salido tantas cosas mal (no todas) que he aprendido muchísimo. Esta vez tocaba Jerez, a priori te planteas no hacer esa carrera, está lejos, ¿cómo bajo la moto?, ¿cuánto costará bajarla?, etc. Pero bueno si te buscas la vida en esto de las carreras siempre puedes compartir gastos, y participar en una carrera en uno de los circuitos míticos del Mundial.

Nosotros salimos el jueves en avión, no os creáis que voy de estrellita y prefiero bajar en avión ni mucho menos, pero si lo cogéis con tiempo hay auténticas ofertas low cost, así que aprovechamos. Llegamos al mediodía, y nos fuimos a por el coche, ese día lo dedicamos al turismo, porque también nos gusta conocer las ciudades y pasear, y la verdad es que Cádiz es precioso. Sus calles, su gente, nos gusto muchísimo, el mejor lenguado a la plancha que he comido. Día total de relax esperando al viernes.

Por fin llegaba viernes, suena el despertador a las 6:30, ducha y quedamos con el resto del equipo para desayunar y al circuito, nos encontramos con una menuda cola de camiones, caravanas y furgonetas de equipos en la entrada del circuito, así que toca esperar. Por fin estamos en la pista jerezana, y que diferente se ve el circuito desde dentro, quitando el “ovni” el resto no parece igual que como se ve en TV.

Nos vamos a pedir la llave del box, nos dan casi el último tocando la mítica curva donde Rossi envió a Gibernau a por setas, yendo hacia el box estuvimos probando el freno de mano del coche de alquiler y la adherencia de los neumáticos, si se enteran los de la agencia la liamos, así que nadie lo explique. Pues nada al lio, el box muy grande, se nota que es un circuito que ha recibido un lavado de cara, las instalaciones están muy actualizadas tanto que no había enchufes normales, así que si algún día vais llevad un adaptador o de lo contrario 15 euros que perderéis. Descargamos las motos, montamos el box y nada, a esperar la primera tanda. Antes me voy a las oficinas para conseguir un mapa del circuito y poder memorizar las curvas e intentar descubrir la relación de cambio en cada zona.

Los nervios cada vez se acentúan más, es algo que debo solucionar, pero no es nada fácil, supongo que con la experiencia se llegan a controlar, o al menos eso espero. A partir de aquí ya empieza el festival, como dice mi equipo empiezan a venir los retos.

Anscari Nadal mi técnico con ayuda de Gaizka ponen el desarrollo más adecuado para Jerez, pero no es nada fácil al llevar la única Triumph de toda la parrilla, ya que no podemos “investigar” ningún tipo de setting de otro equipo. Así que toca apostar por settings, y Anscari está haciendo un gran trabajo con la Triumph, muy muy buena moto, pero muy nueva en competición.

Salgo a pista y voy mas perdido que un pingüino en el Caribe, no os molestéis en pedir ayuda, a priori todo son buenas caras pero casi nadie, por no decir nadie, os ayudará o casualmente se equivocarán en la respuesta, y en cierto modo es totalmente comprensible. A las pocas vueltas me doy cuenta que llevamos un desarrollo muy largo, Jerez es un circuito que si no aciertas con el desarrollo exacto penalizas muchísimo, un circuito muy exigente, muy físico de frenadas que pasan de sexta a fondo a segunda, zonas muy rápidas, a las pocas vueltas el primer susto justo antes de las rápidas un piloto tiene una caída muy fea y queda la moto y el piloto atravesadas en la pista, bandera amarilla, no entiendo porqué tardan tanto en sacar la bandera roja, los pilotos que seguimos en pista nos miramos sin entender nada, al rato sacan la bandera roja.

Primer contacto con el circuito con un poco de mal rollo en el cuerpo, pero bueno, hay que mantener la mente fría y concentrarse lo máximo posible e intentar poner la moto a punto. Salimos otra vez y no voy nada cómodo con ese desarrollo, voy largo y cuando no conocéis un circuito el ir largo aun empeora la situación, es difícil poner la moto a punto con unos libres y unas cronos, si alguno de vosotros os aventuráis y os metéis en algún campeonato os daréis cuenta que para nada es subirse a la moto y dar gas, hay tantísimas cosas a tener en cuenta… tantas…

Salgo de los libres sin pena ni gloria, bastante preocupado, cuando no salen los tiempos y no tienes margen de tiempo para poder entrenar ni probar cosas se te hace todo cuesta arriba, decido montar un desarrollo más corto, un diente más seria perfecto, se lo comento a mi gente y opinan lo mismo. Después de rodar nos fuimos a dar una vuelta por Jerez a despejarnos un poco y me pude permitir el lujo de comerme un helado, sin azúcar eso sí. Maldita dieta! Es más barato bajar el peso del piloto que el de la moto.

Dejando las bromas aparte, como os dije, el físico es importante, y estar en tu mínimo peso SALUDABLE ayuda muchísimo.

Tocaba la hora de los entrenamientos oficiales, llegaba el sábado, aunque antes tocaba briefings, eso si cada vez más pronto, a las 8.15AM, y os digo es increíble como los andaluces tienen sentido del humor a esas horas. Acaba el briefing y vuelvo al hotel a dormir un poco más, hasta las 12AM no salgo a pista a la primera crono, Asncari y Gaizka se encargan de dejar la Daytona con el desarrollo que hablamos.

Me llevan al hotel y a dormir un poco mas, me vienen a buscar y vuelven los retos, no tenemos el desarrollo que necesitamos. Miramos por todo el circuito a ver si en las tiendas que montan venden alguno par Triumph, y no tienen, BMW, Suzuki, Kawasaki, Honda, Yamaha, pero de Triumph nada. Así que decidimos montar un desarrollo excesivamente corto, pero es lo que hay. Todo el mundo tiene derecho a pataleta pero ¿de qué sirve quejarse? hay que hacerlo lo mejor posible con lo que tienes, eso me dijo mi jefa de equipo, pues nada me pongo el mono y a pista, a la quinta vuelta baje 4 segundos el tiempo que hice en el libre del día anterior, vamos bien. Pero sigo penalizando mucho con los desarrollos, miramos las velocidades máximas y me sacan mucho, todos rondan los 234, 236 yo me planto en 223, es lo que hay, punto.

Me clasifico el 16º en los oficiales 1, muy satisfecho, sin haber rodado nunca antes en Jerez, una moto prácticamente nueva para nosotros, la cuarta vez que nos subíamos, y es que entrenar con la moto de velocidad resulta carísimo.

Segundas cronos, la mayoría salen con neumáticos nuevos, mi economía no me permite salir con unos relucientes neumáticos nuevos, así que a pista, el trazado ronda los 60 grados, es imposible bajar segundos con esos settings y esos neumáticos. Decido guardar fuerzas para la carrera, dar vueltas sabiendo que la moto no va bien es absurdo, te juegas el pellejo. Bastante satisfecho con el trabajo que hicimos en tan solo 20 minutos en pista, nos vamos al hotel a refrescarnos y a conocer un poco el puerto de Santa María, prontito al hotel, mañana es el gran día.

Y por fin el gran día, llega el domingo y amenacen los nervios, nervios y más nervios, teníamos el warm-up a las 11AM y la carrera a las 14:15, así que todo el día en el circuito acumulando más nervios, mirando el semáforo para ver la secuencia de encendido y apagado para hacer una buena salida. Hasta las 14 todo normal, en el warm-up practico salida y poco más.

14:15H de la gran metida de pata.

Lo escribiré rápido porque a día de hoy con tan solo recordarlo me pongo de mala leche, salgo muy encendido sabiendo que puedo bajar segundos, voy con neumáticos nuevos y las primeras 5 vueltas de un neumático son las mejores, bebo mucha agua antes de salir no sé exactamente a qué temperatura estaríamos pero con el mono el casco y sin paraguas me parecía estar en el infierno (4 minutos después me metí de lleno en él).

Procedimiento de parrilla normal, todos los pilotos colocados, el director de carrera con la bandera roja apartándose, pongo primera, pongo el pie en el freno trasero por si pierdo la rueda delantera, la subo de vueltas, me concentro, sólo miro el final de la pista, espero el mínimo cambio en mi ángulo de visión para salir como un rayo, y es entonces cuando ponen el semáforo rojo y GO! Aquí el menda ni corto ni perezoso antes de que se apagará mueve la
moto… me doy cuenta del error…freno…absurdo frenar, la sanción será la misma
. Acordaros de esto, si os saltáis la salida no frenéis, la metida de pata ya esta echa, y en el momento que yo freno todos salen, segundo error, el cabreo que llevo encima es monumental, se me acumula la rabia, empiezo a forzar el ritmo, adelanto a 3 pilotos y el ansia de arreglar el error de la salida me hace cometer un error y me cuelo a final de recta, tampoco pierdo mucho y sigo con el grupo, es entonces cuando veo en la línea de meta una bandera negra con un 12…

Se acabo la carrera para mi, no os voy a negar que en ese momento alguna lágrima cayó, de rabia hacia mí mismo, impotencia, decepción, muchas cosas se juntaron, sobretodo pensé en mi gente, todo el trabajo del fin de semana a la basura, pero así es este deporte, no hay segundas oportunidades. En un partido de fútbol cometes un error y hay otros 10 compañeros que pueden solventarlo, aquí cometes un error y se va todo a la mierda, hablando claro.

Me dirigí a boxes y pedí perdón, no podía creer lo que había pasado, pero pasó. Me animan, le sacan importancia al asunto y a pensar en la próxima carrera. Este deporte te aporta cosas muy extremas, o muy muy buenas o muy muy malas, pero no lo cambio por nada del mundo.

Y bueno como decía al principio, negativo x negativo = positivo, pues como en la vida misma siempre aprendes más o sacas más conclusiones de los errores que de las cosas buenas.

Que conclusiones he sacado yo:

  1. Llevar muchos desarrollos.
  2. Controlar más los nervios
  3. Pensar más encima de la moto, no dejarme llevar tanto por los nervios y la rabia.
  4. Jugar al MotoGP antes de ir a circuitos que no conozco de nada
  5. Entrenar más, tanto encima de la moto (no necesariamente encima de la de velocidad), como entreno físico.
  6. No esperar nada de nadie
  7. Y la mas importante, DISFRUTAR.

Pues nada, gracias por seguirme, como siempre, la próxima más y mejor!!!

Gixer#12

Síguele en twitter @Gixer12 y en Facebook.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios
  • mari

    se como te prepras y como te tomas de serio tu aficion ,eres responsable y luchador ,y siempre consigues todo aquello que te propones y es un orgullo poder decir que eres mi hijo ,solo una cosa disfruta y los problemas que pueda ir saliendo se resuelven poco a poco y sabes que destras de ti tienes gente que te apoya y te ayuda …

    • Hola Mari,
      Sin duda una de las personas que más sufre, pero que apoya y ayuda en todo a José, estamos totalmente de acuerdo es un luchador y siempre da el máximo en todo lo que se propone. Ahora toca apretar los dientes y seguir.

      Saludos!!

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 14 junio 2012
  2. Confesiones desde el box: Buffo’s Racing Team 21 junio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *