1 septiembre 2007 MotoGP

misano

El circuito de Misano se convirtió ayer durante diversas horas en un lago artificial, ya que el drenaje de la pista italiana no funciono como se esperaba y no pudo drenar tal cantidad de agua, por lo que se produjeron muchas lagunas en el trazado que hacían imposible el paso de motos.

Este hecho causo que los entrenamientos fueran anulados hasta que la situación mejorara y mirando al cielo para que el sábado no fuera tan pasado por agua.

En algunas partes del circuito la profundidad era superior al metro y medio, pero a parte también preocupa mucho el barro de las zonas de protección que depositen allí las lluvias caídas durante la mañana del viernes, puesto que podrían dificultar la jornada del sábado y el domingo.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *