10 octubre 2012 Otras competiciones

Este pasado fin de semana pudimos disfrutar en el circuito de Albacete de la carrera que decide al campeón de Europa de motociclismo. Desde hace ya unos años, este certamen se realiza a una única carrera, y tenemos la suerte que se disputa en uno de nuestros circuitos. Esto hace que los nuestros partan con algo de ventaja, aunque en donde menos se nota es en la categoría pequeña.

El buen tiempo reinante ha sido el gran protagonista, tanto en las jornadas de entrenamientos libres y clasificatorios como en la carrera. Disfrutar de una temperatura de cerca de 25º a primeros de octubre solo puede pasar en nuestro país, lo que hace aun mas acertada la decisión de disputarlo en España. Aquí se dan cita los mejores de Europa en sus distintas categorías, elegidos de sus respectivos campeonatos nacionales.

La primera carrera en disputarse fue la de Superstock 1000, donde veíamos el regreso de Iván Silva para defender el numero 1 que logró en 2011. Aquí, los entrenamientos fueron dominados por Adrián Bonastre, ganador de las dos ultimas carreras del CEV en este mismo circuito. Pero sin duda, al que todos temían era a Carmelo Morales, campeón de España de Stock Extreme 2012, mientras que Xavi Forés era la incógnita.

La salida fulgurante de Bonastre no duro mucho. Su Suzuki se fue desinflando poco a poco, lo justo para que le superaran Forés y Morales. Durante varias vueltas parecía que seria cosa de ellos dos, pero por detrás, Silva llegaba poco a poco, casi sin hacer ruido. Carmelo aprovecho unos doblados para coger algo de ventaja, y se los dejó a Xavi y a Iván. Ambos los pudieron superan con dificultad, pero ya no pudieron recuperar la distancia que les sacaba Morales. Tras Carmelo, entraba finalmente Silva, superando a Forés que volvía a verse perjudicado por pilotos con vuelta perdida.

Justo después vivimos la carrera de Supersport 600. Jordi Torres defendía el titulo del pasado año, a lomos de una R6 con varios años (y títulos) a sus espaldas. El catalán hacia la pole con casi un segundo de ventaja sobre sus rivales, demostrando que es capaz de ir rápido con cualquier tipo de moto, ya que ha disputado carreras del mundial con Moto2 de Suter y Tech 3, el CEV con Suter y ahora este europeo con una Yamaha.

Torres no daba opción a nadie, y ya desde la salida buscó su ritmo y se escapó. Por detrás, se formó un animado grupo con Oscar Climent, Jaroslav Cerny, Stefan Kerschbaumer y Ángel Poyatos. La carrera terminó con la victoria de Jordi, seguido de Climent y Cerny. Estos dos pilotos, tras subir al podio recibieron la noticia de su descalificación, al no superar sus motos las verificaciones técnicas post-carrera. Esto hacia que Kerschbaumer fuera subcampeón y Poyatos 3º, convirtiéndose también en el campeón de Europa junior.

Los últimos en salir a pista fueron los chicos de 125GP/Moto3. En los clasificatorios veíamos a Albert Arenas muy confiado, marcando el mejor tiempo y superando a sus “compañeros” del CEV Fraser Rogers y Juanfran Guevara. Tras ellos, Marcos Ramírez, que disputaba esta carrera dentro de la escudería Monlau, Jorge Navarro y el primer piloto “no CEV”, el italiano Matteo Ferrari.

La carrera fue en grupo. Arenas, Ramírez, Guevara y Rogers se alternaban en la primera posición hasta la vuelta 5, momento en que Marcos se iba al suelo cuando lideraba la carrera, obligando a Rogers a salir recto para no tocarse con el y provocando involuntariamente la caída de Albert, que no podía esquivar su moto. Todo esto dejó a Ferrari, Guevara y Calia en primera posición, y aunque lucharon duramente durante el resto de la carrera, acabaron así. Cabe destacar la carrera de María Herrera, que fue 4ª quedando muy cerquita del podio.

Fotos | David Gómez (Plusmoto)


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 11 octubre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *