25 septiembre 2012 Honda

No, no es una broma. Ni mucho menos un prototipo de Honda. Es la creación del señor Cedric Smith, ciudadano del estado de Washington en los Estados Unidos. Este amante de las dos ruedas agarró los restos de una Honda Goldwing en mal estado. Tras esto, decidió reinventarla para fabricar el bellezón que tenéis sobre estas líneas.

Según parece, tras un accidente, la Goldwing acabó totalmente inutilizable a nivel de plásticos y parte ciclo. Eso sí, chasis y motor estaban impecables. Tan impecables como la cabeza del señor Smith, que tuvo una idea increíble. Compró los plásticos de una CBR1000RR Fireblade y, por si parecía poco, la pintó con los colores del Repsol Team.

Según el propio Smith, su idea era hacer un trabajo completo con piezas de Honda. Desafortunadamente, tuvo que utilizar la horquilla de una GSX-R. El chasis, como hemos dicho, es el que utilizaba la Goldwing, al igual que el motor, que es el mismo seis cilindros boxer de 1800cc que montaba anteriormente.

Vista a simple vista la verdad es que sorprende muchísimo. ¿Os hacéis una idea de la relación peso potencia que puede tener esta moto en comparación con la Goldwing? El motor ofrece 110CV pero, estoy totalmente seguro, no pesará los 410 kilos que pesa la moto viajera.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 25 septiembre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *