7 noviembre 2011 MotoGP

El piloto Jorge Lorenzo no estará finalmente en el test de Yamaha con la 1000cc, el mallorquín aún está tocado en el dedo que se lesionó en el circuito de Phillip Island, y no se encuentra preparado para controlar una máquina tan potente como una MotoGP.

Parece que no tiene mucha sensibilidad en la zona afectada, lo que supondría una inseguridad tanto para él como para el resto de pilotos que estén en el test, así que tanto el equipo como el piloto han decidido que el campeón del mundo de 2010 no salga en este primer test de pretemporada 2012, y tendrá que esperar hasta enero para subirse a su nueva moto.

La decisión la tomaron tras la carrera en Valencia, en la que no pudo estar presente por esa misma lesión, sin duda su caída en Australia fue un jarro de agua fría, para él, sus fans y todo el motociclismo. De esta manera tan sólo Ben Spies se subirá a la 1000cc de Yamaha en el test de mañana y del miércoles, que se realizará en el circuito de Cheste.

Antes de despedir la temporada, Lorenzo ha tenido un gesto muy bonito con Loris Capirossi, en la carrera de la despedida del 65, en su adiós de la alta competición el de Yamaha le ha regalado su casco como detalle hacía toda una institución del motoclismo.

Ahora le toca descansar y recuperarse de esa lesión para llegar al 100% al siguiente test y pruebas.

Fuente | Yamaha Factory Racing


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 8 noviembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *