28 febrero 2017 Supersport

jules

El piloto Jules Cluzel sufrió una fractura de sacro en el accidente que tuvo lugar en el Circuito de Phillip Island, en la primera carrera del Mundial de Supersport de esta temporada 2017, después de un incidente en el reinicio de la prueba australiana.

Cluzel sufrió un fuerte golpe en su caída en carrera, cuando otro piloto le derribó en la última vuelta de la prueba. En un primer momento fue examinado en el Centro médico del Circuito, para después trasladarlo hasta el Hospital de Epworth de Melbourne, donde se confirmó la fractura del hueso sacro. Permaneciendo en el mismo hasta última hora del domingo, para después dar paso a la rehabilitación y recuperación.

Ahora tendrá que trabajar mucho con la recuperación para poder estar en la segunda cita de la temporada 2017 que se disputará en Tailandia del 10 al 12 de marzo. Pero el equipo no sólo tuvo el incidente de Cluzel, sino que su otro piloto Hikari Okubo, sufría una caída durante la sesión de entrenamientos oficiales del sábado, en la que se fracturaba la clavícula, siendo intervenido en el mismo Hospital, donde después de vería con su compañero de formación francés.

El propietario del equipo, Simon Buckmaster comentaba en sus redes sociales:

Todo parece estar bien, confiamos en que estarán recuperados para la próxima carrera en Tailandia.

Sin duda un gran susto lo de Cluzel para todo el equipo, por suerte parece que no ha sido tan grave como se esperaba, aunque tendrá que trabajar mucho para poder llegar en buenas condiciones a la siguiente prueba del campeonato del Mundo de Supersport, sobre todo teniendo en cuenta que lo primordial es evitar riesgos después de una caída de esta magnitud.

Fuente | WorldSBK


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *