28 diciembre 2010 125cc

marquezchestepais

El Campeón del Mundo de 125cc, Marc Márquez ha sido escogido entre los lectores del diario “El País” como el deportista revelación del 2010, sin duda lo que ha conseguido el joven catalán en esta temporada ha dejado a todo el mundo impresionado.

El de Cervera ha batido la mayoría de récords que había de precocidad, pero no sólo por eso ha conseguido este nombramiento, sino también por su empeño, por su personalidad y por su conexión con los aficionados desde el inicio.

A continuación podéis ver la entrevista que le han hecho en ese diario:
¿Cómo es Cervera?

Cervera es una ciudad, aunque yo la considero un pueblo porque tiene no más de 10.000 habitantes.

¿Jugaba en la calle de pequeño?

Sí, jugaba mucho en la calle. Antes, delante de casa había una explanada donde hoy hay seis casas: allí jugábamos al fútbol y daba vueltas con la moto cuando me la encendían. Todos los vecinos me conocían. Daba vueltas con ella los domingos por la mañana. También jugaba al fútbol en la terraza de casa con mi hermano y los vecinos se quejaban porque la pelota siempre acababa en su casa. Cosas de niños.

¿Cómo recuerda su primera salida con su primera moto, con cuatro años y aquel casco enorme que no le protegía de nada?

No recuerdo nada. Era muy pequeño. Pero, por lo que he visto, en las fotos salgo riendo por debajo del casco y eso significa que me lo pasaba bien, que es de lo que se trata cuando empiezas.

Siempre le ha faltado envergadura, pero no carácter. ¿Cómo plantó cara a aquel niño que le esperaba a la salida del colegio?

Salía corriendo. Porque era pequeño, pero a correr no me ganaba nadie. Y salía pies para que os quiero. Pero, en realidad, siempre he tenido muchos amigos. Además, con aquello de ir en moto, en el cole me veían diferente.

Era un genio en matemáticas y discreto en lengua.

No estudiaba demasiado. Lo máximo era 15 o 20 minutos. Y, como en matemáticas no había que estudiar mucho, se me daba muy bien. El resto lo iba aprobando con notables y algún bien. Me quedaba con todo lo que decían en clase y no tenía ninguna asignatura que me diera grandes problemas. La que más me costaba era la lengua porque no tengo mucha afición a la lectura.

Ahora cursa un ciclo de formación, pero lleva dos meses sin pisar la clase.

Después de la gira asiática fui un día porque me pidieron que me pasara por allí a saludar a los profesores y compañeros. Pero no trabajamos nada.

Su escasa envergadura ha terminado por definir su estilo, tan fino.

Cuando era pequeño, no podía pilotar bruscamente ni ir hacia donde yo quería, sino hacia donde la moto quería. Si te falta fuerza y envergadura, no acabas de tener el control de la moto al 100%. Son cosas que ayudan a tener esa trazada más fina. Este año me he percatado de que, cuando quería pilotar más brusco, lo hacía, pero que me había ayudado mucho el ser pequeño.

¿Qué sacrificios han hecho sus padres por su carrera?

Muchos. El primero, dedicar los fines de semana, que es cuando ellos debían descansar de su trabajo, a ir conmigo al circuito a dar vueltas. Seguro que se habrían dado muchos caprichos los fines de semana o ido de vacaciones con el dinero que ahorraban. Sin embargo, cuando tenían algún ahorro, se lo gastaban en mí: comprar una rueda nueva o una moto, siempre de segunda mano, porque no daba para más. Por suerte, su esfuerzo ha valido la pena.

¿Cómo recuerda el día que ganó el título, en Valencia?

Tengo más recuerdos por las imágenes que he visto que por lo que yo viví. Pasas la línea de meta y no sabes qué hacer. Es una situación muy extraña. No acabas de disfrutar de todo al momento.

¿Cómo sigue manteniendo la humildad cuando todos le dicen lo bueno que es?

Es difícil, a veces, mantener los pies en el suelo porque la gente habla mucho de ti. Eso te ayuda a tirar hacia delante en determinadas ocasiones, pero, cuando un par de carreras salen mal, te hunden fácilmente.

¿Qué frase ha repetido en más ocasiones esta temporada?

El campeonato es muy largo, pero también he dicho mucho aquello de que “la carrera es el domingo” porque, como hacía tantas poles, todos empezaban a decirme que ganaría la carrera.

¿Qué ha sido lo mejor de estos últimos meses?

He llegado a leer alguna entrevista que no me acordaba que había hecho. Ha habido tantas cosas… Mi sueño era ganar el Mundial algún día, pero nunca pensé en lo que vendría después. Te encuentras con deportistas como Dani Pedrosa, Jorge Lorenzo o Toni Elías, que son campeones del mundo, y te cuesta asimilar que tú también lo eres. O cuando ves que grandes deportistas, como Rafael Nadal, te felicitan y dicen palabras bonitas sobre ti, que lo estás haciendo bien, te sientes orgulloso y te exiges seguir al mismo nivel que hasta entonces.

Seguiremos atentos a Marc Márquez

Fuente | Motocuatro


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 28 diciembre 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *