2 noviembre 2011 Moto2

El piloto Marc Márquez no se encuentra plenamente recuperado de la vista y se descarta su participación salvo mejoría de última hora. Tras las pruebas médicas a las que se ha sometido hoy en el USP Institut Universitari Dexeus, el piloto se ha visto obligado a aceptar que este fin de semana no podrá luchar por el título de Moto2 en Valencia. La vista del joven piloto de Cervera ha ido mejorando desde su regreso de Malasia, pero todavía no se encuentra al cien por cien, así que inicialmente se descarta su participación el Gran Premio de la Comunitat Valenciana.

No obstante, el piloto Repsol se desplazará el jueves por la tarde hasta el trazado Ricardo Tormo porque, como le han indicado los médicos, cabe una remota posibilidad de que su recuperación completa de la visión se produzca de un día para otro, así que quiere apurar cualquier mínima posibilidad, por ínfima que sea, de poder participar en la prueba final del calendario 2011.

Márquez deseaba llegar al Ricardo Tormo con la posibilidad de jugarse el Campeonato del Mundo de Moto2 con el alemán Stefan Bradl, pero lo cierto es que su mejora, aunque progresiva, no le permite llegar a Valencia plenamente recuperado. Y en estas condiciones, no se puede tomar ningún riesgo, así que será para Márquez un fin de semana extraño. A pesar de esta decepción, lo cierto es que desde su caída en los primeros entrenamientos libres del Gran Premio de Malasia por la incompetencia de los controladores de pista, Márquez no tenía ya nada fácil la lucha final por el título. Después de no correr en Malasia y de los 20 puntos recolectados por Bradl, las opciones de Marc pasaban por ganar la carrera y esperar que el alemán no superara la decimocuarta posición.

A pesar de que finalmente Márquez no podrá luchar por intentar una nueva proeza, lo cierto es que el ya proclamado rookie del año ha completado una excelente temporada en su primer año en la siempre difícil categoría de Moto2, donde ya se ha asegurado, por sus buenos resultados, el Subcampeonato del Mundo de Moto2.

Declaraciones de Marc Márquez:

Es una lástima porque yo era el que tenía más ganas de correr en Valencia. Con las lesiones no se puede hacer nada y menos cuando se trata de la vista. No es una cosa grave pero necesitamos más tiempo. Si fuese una clavícula o un hombro aún podríamos hacer un esfuerzo y correr, pero sin tener la vista al cien por cien no nos la podemos jugar.

Si me fallase la vista aunque sólo fuese un momento, pondría en peligro mi integridad física y también la de los otros pilotos. No podemos ser muy optimistas, pero los médicos apuntan que hay una pequeña posibilidad de mejora, a ver si aparece. Si no, será una pena perderse la última carrera en Valencia delante de nuestros aficionados, pero estaremos igual de contentos con la temporada que hemos hecho. Con estas cosas no se puede hacer nada y ahora sólo tenemos que pensar en la recuperación.

Fuente | Repsol Media Service


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 2 noviembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *