14 enero 2010 MotoGP

stonerhaydenpresentacion10

La marca Ducati ha presentado su prototipo para la temporada 2010 de MotoGP, sin duda la estación de esquí de Madonna di Campiglio ha vivido uno de los grandes momentos, y quizás uno de los más esperado, ya que el Director General de Ducati Motor, junto con Casey Stoner y Nicky Hayden presentaban la Ducati Desmosedici GP10.

Con esta presentación se muestra la máquina que peleará junto con la Yamaha y la Honda por lograr el título de MotoGP de la próxima temporada, seguro que la bala roja no defraudará y dará tanto espectáculo como sus antecesoras.

A continuación podéis ver las declaraciones de Domenicali:

Confianza es la palabra clave con la que Ducati afronta el 2010.

Tenemos un equipo que nos permite afrontar el próximo Campeonato con grandes aspiraciones: Casey y Nicky son dos pilotos que no necesitan presentación y con los cuales nos sentimos muy a gusto.

Toda la fábrica tiene confianza, tanto porque tenemos un accionista sólido, la familia Bonomi, como porque hemos sido capaces de reconducir un 2009 que ha sido muy complicado: el mercado de la moto ha caído cerca de un 30%, mientras que Ducati ha caído alrededor de un 18%, permitiéndonos obtener en 2009 nuestra mayor cuota de mercado.

Otro hecho muy importante es que no hemos renunciado al desarrollo de ningún modelo futuro.

Tenemos confianza en el Campeonato, porque creemos que Carmelo Ezpeleta (CEO de Dorna Sports) ha gestionado con rigor pero a la vez con gran capacidad de diálogo, un periodo complicado y difícil.

Tenemos confianza en nuestros patrocinadores porque en momentos difíciles como éste hemos podido trabajar muy bien con ellos. Me refiero, naturalmente a Marlboro, así como a socios de primer nivel como Telecom, Generali, Enel, Riello ups, que están con nosotros desde hace tiempo. Y por supuesto tenemos confianza en los medios de comunicación, a los que tenemos en gran estima.

También desde el punto de vista deportivo el 2009 ha sido un año difícil. A Nicky le ha costado más de lo que nosotros y él mismo esperaba, pero al mismo tiempo nos ha dado una gran lección porque nunca ha perdido las ganas, ha tenido siempre un espíritu optimista y positivo que nos ha permitido, a partir de mitad de temporada, darle una moto con la que pudo subir al podio en Indianápolis y acabar temporada con una mejora constante.

Casey, como siempre, ha sido rapidísimo desde el inicio de la temporada, después ha estado condicionado por problemas físicos de los que se ha hablado ampliamente y sobre los que es inútil volver. Lo más importante es que se han resuelto y que Casey está más en forma que nunca.

El 2010 comienza con estas premisas positivas por lo que respecta a nuestros dos pilotos, a las que debemos añadir los cambios introducidos en el equipo. Tenemos dos incorporaciones, que no lo son tanto ya que estaban trabajando en Ducati desde hace años. Me refiero a Alessandro Cicognani y a Vittoriano Guareschi, que sin duda nos aportarán cosas que nos faltaban. Ellos serán el apoyo de Filippo Preziosi, auténtico motor de toda nuestra actividad en la competición. Creo que podemos definirlo como un cambio dentro de la continuidad.

No podía faltar la descripción de esta nueva Ducati:

Los cambios que caracterizan a la GP10 están principalmente conectados a las novedades respecto al reglamento de motores.

Estábamos acostumbrados a usar un motor por carrera, es decir un total de 18, por lo que reducir la cantidad a 6 significaba conseguir que la duración de cada motor pase a ser de 1.600 kilómetros, un reto importante para un motor que gira a 19.000 revoluciones.

Filippo y sus técnicos han estado muy ocupados porque el motor ha cambiado en todos sus elementos principales, pistones, bielas, cigüeñales. Nuestro objetivo era minimizar la pérdida de potencia pudiendo conseguir el objetivo de durabilidad. Un objetivo muy interesante porque comenzamos a pensar en motores de carreras que son comparables a los motores de serie.

La segunda gran novedad no está relacionada con el reglamento pero si a nuestro intento de conseguir una moto más manejable, y es el cambio en el orden del encendido.

Desde su nacimiento el motor de 800 cc estaba diseñado con un orden de encendido del tipo “screamer”, que nos permitía incidir en la potencia, una característica probablemente fundamental en los resultados conseguidos hasta el momento.

Después hemos comenzado a pensar en cambiar a una configuración llamada “big bang”, que ofrece ventajas en términos de manejabilidad, mayor tracción y probablemente más adaptabilidad a los diferentes circuitos.

Ha sido una rueda de prensa con muchos momentos clave, entre ellos la presentación de la Ducati GP10 y las palabras de Domenicali, así que tras la puesta de largo ahora nos toca esperar para ver a este prototipo en marcha en las pistas.

Seguiremos atentos a MotoGP.

Fuente | MotoGP Official website


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *