22 julio 2012 Freestyle

Anoche tuvimos el placer de poder asistir a una nueva prueba del Red Bull X-Fighters en Madrid. La que como los propios riders dicen, es la auténtica casa de los fanáticos del Freestyle mundial. De nuevo la organización, y los propios riders no pudieron estar a mayor nivel, y en la “Arena”, se demostró verdaderamente quienes son los pilotos más técnicos.

El formato que tenemos aquí en Madrid, una plaza de toros con un gran montículo en medio, cinco rampas de diferente calado y colocación, es único en el mundo, y debido al pequeño recorrido disponible, los pilotos se ven obligados a darlo todo en cada salto ya que no hay ni tiempo ni espacio para errores. Así es, que consiguieron que el público se volviera loco y que fuera una noche de puro espectáculo.

La noche comenzó con un impresionante Dani Sordo que salió a la pista tras darse el chupinazo para deleitarnos con su Mini Works de rally haciendo trompos de locura, levantando la arena de la pista y sorprendiéndonos con dos saltos sobre el montículo, algo totalmente impresionante viendo las dimensiones del coche y del tamaño del ruedo, el sitio para frenar era mínimo.

Tras esto y mientras uno de los grupos de DJ más fuertes del momento, los ZombieKids, no paraban de animar al público, comenzaron a salir los riders para la última tanda de clasificación, “la de repesca”, en la que los nombres incluidos eran: Tom Pagès, Blake Williams (Bilko), We Agee y Mat Rebeaud, a ésta ronda tenían que asistir dos riders más, Todd Potter y Jeremy Rouanet, pero ambos por lesiones sufridas en el entrenamiento matutino del viernes no pudieron participar del evento.

Así fue que comenzó el espectáculo, de esta primera ronda donde se enfrentaron, por una parte We Agee con Tom Pagès y por otra Bilko con Mat Rebeaud, finalmente los clasificados para participar de la gran fase final fueron Bilko y Pagès.

Enseguida empezó la ronda final, el primer duelo fue entre Eigo Sato y Maikel Melero, muy complicado para los riders extranjeros oponerse a los nuestros y es que el público responde ante los pilotos de casa. Además Melero que reconoce haber mejorado mucho en este año hizo un show espectacular, en el que alternaba trucos como seat grabs y varias modalidades de Backflips.

El siguiente dúo fue el compuesto por: Dany Torres y Javier Villegas. Villegas volvió a pagar el factor cancha en gran parte, pero es que Dany no sólo consigue las cosas por ser nuestro rider estrella, si Dany está ahí es por méritos propios. Empezó el chileno, que como siempre impresiona con sus largos Kiss of Dead, pero no fue suficiente para superponerse a una ronda perfecta de trucos bien marcados como un Backflip Cliffhanger alto, potente y firme en cuando a la posición de su cuerpo.

Así fue como nuestros dos pilotos se clasificaron para las semifinales.

En la otra vía para definir a sus rivales teníamos dos duelos, el compuesto por Tom Pagès y Taka Higashino por una parte y Bilko vs. Levi Sherwood en la otra.

Empezó Pagès, que transmitió una energía impresionante, arrancó con un Kiss of Dead muy violento en su ejecución, demostrando una flexibilidad que superaba cualquier cosa imaginada, llegando a doblar las piernas hasta el guardabarros delantero, consiguió poner al público en pie durante su ronda y es que sus trucos Volt y Special Flip, pueden hacer ganar un premio a cualquiera.

Tras él, turno para Taka que marco su tanda con Whips y varios Backflips, dejando el pabellón muy alto cuando realizó su truco estrella, el Backflip Rock Solid, la verdad consiguió poner las cosas muy apretadas a Tom, pero finalmente fue el francés quien se llevó el gato al agua.

Turno para Bilko en el último de los cuartos, como siempre muy enérgico y metiéndose al público en el bolsillo arrancándose con su Cliffhanger Sex, y haciendo varios trucos de más para deleite de los que allí estábamos, además sin parar de hacer derrapes y pequeños saltos que sólo hacían que el publico se metiera en el espectáculo. Su rival Levi Sherwood, uno de los llamados a ganar el campeonato éste año le metió un sorprendente 5-0 en los resultados, y es que Levi seguramente sea el piloto que en mejor forma está actualmente.

De aquí a las semifinales donde nos encontramos tan sólo los dos duelos restantes, el de Torres contra Pages y Levi Sherwood contra Maikel, un duelo que podría haber definido por primera vez una final española.

Adelante Pagès repite su ronda, con su Volt y su Special Flip, ambos impresionantes en conjunto con la salida rompedora del Kiss of Dead, pero Dany no se iba a achicar y realizando un Deadbody impresionante y un Backflip en la rampa más corta y más pegada al montículo, algo que fue el único de los finalistas en hacerlo. Por lo tanto victoria de los jueces para Dany.

Mientras esperábamos a Maikel, que salió con la camiseta de la selección española de fútbol, muy cañero el de Cotillas, que se volvió loco, hizo sus trucos, el Backflip Holy Grab, el que actualmente es su mejor truco. Se quitó la camiseta, se la cambió con un aficionado, tiró los guantes y no tiró los calzoncillos por poco, Maikel estaba desatado. Pero como en toda historia bonita, llego el australiano Levi Sherwood, que con una tanda espectacular con algún Shaolin y otros trucos por delante del manillar, fue el clasificado para la final.

Llegamos al punto álgido de la noche, la final, Dany contra Sherwood, España contra Australia, los toros y los kiwis. De nuevo Torres delante, trucos bien marcados, con contundencia, saltos largos y con mucha fuerza. Siguiente Levi, un Seat Grab con los pies muy levantados, un Tsunami Flip y un Bar Hope Flip, trucos exigentes de gran flexibilidad, algo digno de un contorsionista, ¿y el público?, pues el público ¡ENLOQUECIDO!. Suben ambos pilotos a lo más alto para recibir sus puntos y no es hasta el momento final cuando queda claro que piloto es el ganador, LEVI SHERWOOD campeón y muy merecido pese a que nos fastidie no ver a Torres de nuevo con el título en la mano.

Fotos | Alejandro Batán (Plusmoto.com)


Highmotor en Instagram

También te puede interesar