15 diciembre 2015 Superbikes

torres

El equipo Althea Racing del Mundial de Superbike ha cerrado los entrenamientos pre-temporada 2016 en el trazado de Vallelunga, donde Jordi Torres y Markus Reiterberger salían a trabajar en sus respectivas, BMW S1000 RR para la próxima temporada del campeonato del mundo.

Torres tenía un fin de semana cargadito de acción, el sábado era uno de los participantes en el Superprestigio Dirt Track de Barcelona, mientras que ayer se pasaba el día en la pista italiana para trabajar en su máquina para el próximo año, siendo la última prueba sobre la moto hasta el mes de enero.

Por su parte, Reiterberger también trabajaba en su máquina, y ambos pilotos y el equipo ponían todo su esfuerzo en el desarrollo de la moto para el próximo año, para que llegue en las mejores condiciones al inicio de la pre-temporada oficial.

torres box

Al término de su último test de 2015, Torres ha explicado:

Hemos estado trabajando con el objetivo de seguir conociendo la moto y decidiendo qué camino tomar con respecto a las próximas evoluciones. Hemos podido rodar unas 4 horas en esta única jornada de test en la que por mi parte se trataba de seguir evolucionando la moto.

Ahora empieza el parón obligatorio de Navidad, se trata de una prohibición del 22 de diciembre al 4 de enero, aunque no se prevé que veamos a los pilotos del Mundial de Superbike antes de mediados del mes de enero en acción de nuevo.

Buenas sensaciones para Torres sobre la BMW, máxima expectación con esta nueva aventura para el piloto catalán.

Fuente | WorldSBK


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *