6 octubre 2012 Eléctrica

De la misma manera que decimos que dos de las mejores Superbike actuales son la Ducati 1199 Panigale y la BMW HP4 decimos que la Brammo Empulse R es de lo mejorcito que encontramos en el mercado de motos eléctricas para el día a día. Nadie irá en mi contra una vez pronunciadas estas palabras, o eso espero…

Que sí, que no hacen ni el más mínimo de ruido a excepción de ese silbido odiado por los puristas del motociclismo. Que sí, que la autonomía se ve limitada. Pero, ¿qué más podéis criticar a una Empulse R? Tienen caja de cambios, aún sin probar si mejora el rendimiento, para aquellos que la echen de menos. Tiene una potencia considerable y, mejor aún, un par plano que cumple las delicias de cualquiera.

Por lo tanto, un amante como yo del olor a gasolina está obligado a hacer un huequecito en su corazón a este tipo de motos que, en parte ciclo y en prestaciones, son tan interesantes como sus homólogas de combustión. El único problema reside en el tiempo de carga, algo que se mejora día tras día. Un gran pro es que no contaminan. ¿No es este el gran problema de muchas especialidades, como el Enduro?

Bueno, no me enrollo más y voy al grano, que es para lo que comencé a escribir este post: os ordeno, como César a cruzar el Rubicón a sus Legiones, a ver este vídeo de Hell For Leather Magazine en el que se encuentra Eric Bostrom y dos preciosas Empulse R, rondando muy muy rápidas por las carreteras secundarias. Si quitáis el volumen, no tendréis cómo diferenciarlas de unas de combustión –si no buscáis motor y escapes, claro-.

Vía | Hell For Leather Magazine


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 7 octubre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *